17 de noviembre de 2019
31 de enero de 2008

Sucesos.- Varios punkis apalean con bates de beísbol en Villaverde a un joven de estética skin, que está muy grave

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un electricista de 24 años, Jesús Martín, se debate entre la vida y la muerte tras recibir una fuerte paliza este fin de semana por parte de un grupo de encapuchados de estética punki en un parque de Villaverde Bajo, según varios testigos del sucesos, según informó hoy Onda Cero.

El herido, que llevaba el pelo rapado y prendas de estética skin en el momento de la agresión, sufrió policontusiones en varias partes de su cuerpo ocasionadas por bates de béisbol, e ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital 12 de Octubre de Madrid en estado muy grave.

El joven se encuentra estable dentro de la gravedad, según informó hoy a Europa Press un portavoz del centro sanitario. Padece fracturas en cráneo, rostro y en una mano, quemaduras y posiblemente perderá una oreja.

"Le han operado a vida o muerte y está fatal, fatal. A mi también me atacaron, me golpearon y me han puesto ocho grapas en la cabeza. Además, me hirieron las manos cuando intenté protegerme de los golpes", aseguró la novia de la víctima, Marisol, de 19 años de edad, que acompañaba a la víctima junto a varios amigos en el momento de la agresión.

Uno de los testigos aseguró que se encontraban charlando a las 23.00 horas en un banco del parque, junto a la estación de Metro de Ciudad de los Ángeles, cuando un grupo de jóvenes encapuchados y provistos de bates de beísbol en las manos se acercaron y, sin mediar palabra, la emprendieron a golpes contra el joven herido por su supuesta vinculación neonazi.

"Ellos echaron a correr, pero la chica se cayó y Jesús acudió en su ayuda, lo que aprovecharon para golpearle con saña con los bates en las zonas más peligrosas; y para rematarle, ya inconsciente, encendieron una bengala de fútbol y le abrasaron", agregó.

Los amigos de la víctima afirmaron que si la Policía no detiene a los agresores "se tomarán la justicia por su mano" porque consideran que actuaron "con un único objetivo, matar".

Los investigadores buscan al grupo que perpetró la agresión. Sospechan que ni siquiera conocían al joven y que tan sólo buscaban vengarse contra algún radical por la muerte el pasado mes de noviembre de Carlos Palomino un joven antifascista apuñalado en Vallecas, informó Onda Cero.

El próximo sábado los compañeros del joven, también de estética skin, han organizado una manifestación de repulsa junto al Hospital 12 de Octubre.