3 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

El Supremo condena al Gobierno regional a indemnizar con 360.000 euros a la viuda de un paciente por negligencia médica

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha condenado a los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid a indemnizar con 360.000 euros a la viuda de un paciente que murió en su domicilio después de que se le diera de alta tras practicarle un electrocardiograma por sufrir un fuerte dolor en el pecho.

En una sentencia hecha pública hoy, la Sala de lo Contencioso-Administrativo revoca la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de rechazar la reclamación patrimonial de la Comunidad de Madrid.

Así, se condena a la Comunidad de Madrid y a la aseguradora Zurich a indemnizar con 360.000 euros a la viuda del fallecido y a su hijo. La Sala asegura que "un mínimo de prudencia debió aconsejar nuevas pruebas, dejar al paciente en observación y no darle el alta".

Los magistrados aseguran que el brutal fallo cardíaco que se produjo tras el alta prematura se podría haber evitado con "la decisión más adecuada de mantener al paciente en observación y realizando las pruebas exigibles para detectar la razón de ser del estado del enfermo".

El marido de la recurrente, de 38 años, acudió el 1 de enero de 2004 al Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés por presentar dolor en el miembro superior izquierdo y opresión torácica.

El paciente manifestó que el dolor había aparecido cinco días antes, era de tipo pinchazo, episódico y se relacionaba con esfuerzos moderados e inspiración profunda, así como que la noche anterior tuvo dolor irradiado a ambos miembros superiores y cuello que disminuía con la flexión del tronco, y que padecía hipercolesterolemia estando en tratamiento dietético.

Una vez explorado físicamente, así como practicada una radiografía de tórax, analítica de sangre y un electrocardiograma, se le diagnosticó dolor torácico de características mecánicas, indicándole el correspondiente tratamiento y posterior control por su médico de atención primaria, siendo dado de alta.

Así, volvió a su domicilio y no encontrándose bien, se acostó, sus familiares llamaron a los Servicios de Urgencias SUMMA, que enviaron una ambulancia, pero le encontraron fallecido. Le practicaron maniobras de resucitación, pero éstas fueron infructuosas.