25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 4 de junio de 2008

    Los taxistas madrileños se manifestarán mañana en contra de la subida de los carburantes

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Agrupación General de Taxistas de Madrid (AGETAXI) ha convocado una manifestación para mañana y así sumarse a las reivindicaciones y protestas acordadas por la Confederación del Taxi de España, "ante la alarmante subida del precio de los gasóleos".

    Según Agetaxi, esta situación está provocando que más de 75.000 taxistas españoles, unos 15.000 en la Comunidad de Madrid, estén inmersos "en una crítica situación económica". "Hay que tener en cuenta que en los últimos doce meses la factura del gasóleo que han de pagar los taxistas por vehículo se ha incrementado hasta los 6.864 euros, unos 1.848 euros más que en 2007", señaló.

    Por ello, Agetaxi convocó esta manifestación que comenzará a las 11.30 horas desde la Estación de Atocha hasta la Plaza de Cibeles, finalizando frente a la sede del Ayuntamiento de Madrid. Según los convocantes, se espera que acudan miles de taxistas precedido por un número representativo de vehículos taxis.

    Las principales reivindicaciones que Agetaxi solicita para amortiguar el fuerte impacto del incremento del precio del gasóleo consisten en el establecimiento de un suplemento tarifario aprobado por el Ayuntamiento de Madrid que se actualice automáticamente mediante una fórmula matemática cada 6 meses en función de la variación del precio del gasóleo, sin necesidad de tener que esperar a que el Consistorio apruebe las correspondientes revisiones tarifarias cada vez que se produce una variación sustancial del precio de la gasolina.

    Además, exigen la supresión del céntimo sanitario que grava los carburantes, una solución del actual caos existente en las paradas del taxi y en la estación de Renfe-Ave en Atocha y un abono inmediato de las subvenciones a los taxistas que han equipado en sus vehículos dispositivos de conexión al 112.

    Por otro lado, apostaron por la supresión de la prohibición de que los taxis puedan llevar publicidad, lo que supone una discriminación para el resto de transportes públicos; por la aprobación de la nueva Ordenanza Municipal del Taxi, en desarrollo de la exigencia legal recogida en la Ley autonómica del taxi; y por la reducción del precio abusivo que deben pagar los taxistas por los talonarios.