16 de octubre de 2019
14 de noviembre de 2009

Tomás Gómez dice que los que están boicoteando la Ley de Dependencia "a lo mejor sí merecían la excomunión"

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, publicó hoy en su blog un artículo en el que afirma que aquellos que están boicoteando "por sus intereses políticos partidistas" la Ley de Dependencia "a lo mejor sí merecían la excomunión".

Gómez se refería de manera indirecta a las declaraciones realizadas esta misma semana por el obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, que manifestó que los políticos que apoyen, voten o promuevan la nueva Ley del Aborto estarán "en pecado mortal público" y además no podrán comulgar.

El 'post' de Gómez se produce después de que, como escribe, haya conocido el caso de un ciudadano de 87 años, con demencia senil avanzada, a quien le cuida su hija, que tuvo que abandonar su empleo para dedicar 24 horas diarias a su cuidado. "Alguien tan indigno como para impedir, por sus intereses políticos partidistas, que esta familia tenga una vida mejor, a lo mejor sí merecería la excomunión", apunta.

El socialista recuerda que la aplicación de la Ley de Dependencia corresponde a las comunidades autónomas pero "como siempre, Esperanza Aguirre está boicoteando adrede la puesta en marcha de estas prestaciones". "Me parece inmoral jugar con el dolor y la necesidad de la gente con el único objetivo de que el Gobierno socialista no obtenga unos supuestos réditos electorales por haber ampliado el Estado de bienestar en este país", criticó.

Considera en su bitácora que estos pretendidos réditos son "absolutamente accesorios" para los socialistas. "¡Que se queden estos inmorales con toda la rentabilidad política que quieran!", escribe tajantemente el líder del PSM después de asegurar que lo realmente importante son "las 60.000 personas que aún hoy no perciben ninguna prestación de las que les da derecho la Ley".

Y es que expone que de las 80.000 solicitudes del grado máximo de dependencia que hasta la fecha se han realizado, "poco más de 20.000 ciudadanos hoy se han podido acoger a la Ley de Dependencia y aún queda por iniciar el proceso con los dependientes de grado 1 y 2".

Adelanta que los socialistas madrileños promoverán asociaciones de damnificados y plataformas de colectivos afectados y facilitarán la demanda judicial.