18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    Un total de 21 personas trabajarán para fomentar la integración y convivencia de los inmigrantes con los autóctonos

    MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 21 personas formarán un equipo de dinamización vecinal que trabajará para ayudar a la integración de los inmigrantes y facilitar el acercamiento y la convivencia con los autóctonos.

    El objetivo de esta medida es promover la sensibilización de la población autóctona e inmigrante mediante diversas actuaciones con el fin de mejorar el conocimiento entre ambos, el respeto a unos valores básicos y la convivencia mutua.

    Asimismo, dos coordinadores y un auxiliar administrativo completan el equipo con las metodologías adaptadas a cada barrio integrado en esta medida como son Lavapiés y Embajadores (Centro), Bellasvistas y Almenara (Tetuán), Valverde (Fuencarral), Lucero (Latina), Pan Bendito, San Isidro y Comillas (Carabanchel), Almendrales y San Fermín, (Usera), San Diego y Palomeras Sureste (Puente de Vallecas), Quintana (Ciudad Lineal), San Cristóbal, San Andrés, Los Rosales y los Ángeles (Villaverde), Valdebernardo (Vicálvaro) y Simancas (San Blas).

    La delegada de Asuntos Sociales y Familia, Concepción Dancausa, y el presidente de la Federación de Vecinos de Madrid, Nacho Murgui, firmaron hoy la renovación del convenio entre las dos instituciones, para el periodo 2008-2011.

    El convenio contempla la creación de una red social que favorezca el acercamiento y la convivencia entre inmigrantes y autóctonos y de los cauces de participación ciudadana, a través de la inclusión de la población extranjera en asociaciones autóctonas y en procesos de autoorganización del colectivo.

    Además, facilita el acceso a los recursos públicos, previene conflictos y fenómenos sociales que puedan constituir un riesgo para el equilibrio, bienestar y convivencia de los vecinos y evita las actitudes xenófobas y racistas.

    Dancausa señaló que la ciudad de Madrid ha tenido un crecimiento importante de la población inmigrante, que ha pasado de 58.800 personas en 1996 a 548.456 personas en 2008 y reseñó que este nuevo convenio va a tener una caracter de mayor estabilidad, ya que se trata de un periodo más largo que el anterior, y va a haber un aumento de la financiación, con una aportación municipal de 3,3 millones de euros.

    Por su parte, Murgui indicó que el movimiento de dinamización vecinal "refuerza la calidad" del convenio y apuntó que se va a convertir en un referente para los vecinos.

    Asimismo, señaló que los inmigrantes, a los que va dirigido este convenio, deben ser "sujetos con derechos socio políticos y obligaciones" y auguró un futuro "halagüeño y estimulante" para lo que consideró "un paso más" hacia la integración.