18 de octubre de 2019
9 de julio de 2008

Los trabajadores de las piscinas municipales se ponen hoy en huelga por la "falta de seguridad" en las instalaciones

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los bañistas que quieran darse hoy un chapuzón en alguna de las piscinas municipales de Madrid pueden encontrarse con las instalaciones cerradas si la huelga de trabajadores, convocada para protestar por "la inseguridad y los intentos de privatización", es seguida mayoritariamente.

El paro, que tendrá lugar de 6.00 a 00.00 horas, servirá como modo de protesta por la "inseguridad" que sufren los trabajadores de las instalaciones municipales deportivas, después de contabilizarse hasta 5 agresiones desde que comenzó la temporada, señaló la secretaria de Organización de UGT en el Ayuntamiento de Madrid, Otilia Rodríguez, en declaraciones a Europa Press.

Los trabajadores se concentrarán hoy, a las 12.00 horas, en la plaza de Cibeles para exigir más seguridad, con una mayor presencia policial, el incremento de personal, una formación específica para manejar situaciones conflictivas y el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos. Horas después, a las 19.00 horas, lo harán en la instalación de La Almudena, en el distrito de Ciudad Lineal.

Las agresiones referidas por Rodríguez fueron las producidas recientemente en las instalaciones de Plata y Castañar (Villaverde), Gallur (Latina), Cerro del Almodóvar (Villa de Vallecas), Orcasitas y Orcasur (Usera). A éstas habría que sumar las 60 agresiones contra trabajadores municipales de temporadas anteriores, aseveró la sindicalista.

Los trabajadores reclaman más seguridad en las instalaciones deportivas municipales, con mayor presencia policial, un incremento del personal, además de una formación específica "para que sepan manejar situaciones complicadas" y que se cumpla la Ley de Prevención de Riesgos.

La movilización, convocada por UGT, CC.OO CGT y CSI-CSIF, servirá además para protestar "contra las privatizaciones y los incumplimientos del convenio colectivo" porque "no se cubre la oferta de empleo, a lo que se suma que el 50 por ciento de la plantilla está cubierta por eventuales e interinos, es trabajo precario". Otilia Rodríguez añadió que hay trabajadores que superaron la convocatoria de empleo público hace dos años "y siguen sin contratar".