14 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Tramo urbano de las carreteras radiales, sin servicio de mantenimiento al menos 2 meses hasta la renovación del contrato

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El tramo urbano de las carreteras radiales A-1, A-5 y A-6, cuya conservación es responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid, permanecerá sin contrato de mantenimiento al menos dos meses hasta que se renueve el contrato y se adjudique el servicio, según denunció hoy el Grupo Municipal Socialista en la comisión ordinaria de Obras y Espacios Públicos.

Según recordó el concejal socialista, José Manuel Rodríguez, estas tres vías tienen unos tramos asociados a la M-30 desde el inicio de su soterramiento en 2004, por lo que la conservación del firme y demás actuaciones de mantenimiento son responsabilidad municipal. Para satisfacer esta necesidad, se adjudicó un contrato en 2006 por dos años renovables por valor de 3,1 millones de euros.

Tras prorrogarse en 2008 y 2009 por un total de 1,8 millones de euros, en abril finalizó el contrato sin que haya habido renovación alguna de momento. "Está prevista la publicación del contrato a finales de este mes para dar inicio a la licitación del servicio", replicó el director general de Vías y Espacios Públicos, Pablo Usán.

"Pero una vez más asistimos a un contrato finalizado y no sustituido por uno nuevo, y eso se ha dejado notar, como en otras ocasiones en otros ámbitos, en que en estas zonas urbanas la conservación deja bastante que desear", reprochó Rodríguez.

Según él, la A-5 sigue teniendo "múltiples y reiterados baches", aunque "su situación ha mejorado en los últimos tiempos", mientras que la zona del Faro de Moncloa, en la salida de la ciudad por la A-6, o la misma autopista a la altura del Hipódromo "son lamentables".

Usán replicó así que el Ayuntamiento es "conocedor de la situación de la A-6" y que sigue "trabajando en el mantenimiento" y esperando a hacer un proyecto de refuerzo del firme en cuanto "termine su vida útil", mientras que en la A-5 se ha llevado a cabo un "proyecto específico de inversión después de que el deterioro de la vía superara las posibilidades de reparación con los medios habituales de conservación".