11 de diciembre de 2019
11 de noviembre de 2019

UGT lanza una campaña para visibilizar el acoso sexual en el trabajo ya que más del 65% de las víctimas no denuncian

UGT lanza una campaña para visibilizar el acoso sexual en el trabajo ya que más del 65% de las víctimas no denuncian
Secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, y la secretaria de Igualdad, Ana Sánchez de Coba. - UGT DE MADRID

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

UGT Madrid ha presentado este lunes una campaña para visibilizar el acoso sexual en el trabajo ya que más del 65 por ciento de las víctimas no se atreven a denunciar.

La campaña se enmarca entre las acciones en torno al 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y el lema de la misma es 'Ante el Acoso Sexual: Tolerancia 0'.

La iniciativa consistirá, fundamentalmente, en la difusión de vídeos cortos en redes sociales, con frases "muy directas", la mitad protagonizados por mujeres y la otra mitad por hombres, y contará también con cartelería.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Europa Press, la secretaria de Igualdad de UGT Madrid, Ana Sánchez de la Coba, quien ha destacado que la organización sindical lleva "mucho tiempo" trabajando para combatir el acoso sexual en el ámbito laboral y formando a sus delegados con este objetivo.

"Muchas veces las trabajadoras que sufren esto no saben identificar lo que está ocurriendo", ha subrayado Sánchez, quien ha agregado que este acoso es causa de un "deterioro psicológico" que "unido a la precariedad laboral hace que muchas aguanten situaciones extremas".

Al final muchas optan por dejar el trabajo, cuando el acoso sexual es un "delito tipificado en el Código Penal y la Ley de Igualdad" y el entorno laboral tiene que ser un "espacio seguro y protegido" para las trabajadoras y las empresas están "obligadas por ley" a garantizarlo, ha detallado Sánchez.

En este sentido, UGT de Madrid señala que la Ley Orgánica 3/2017, del 22 de marzo, para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, prohíbe el acoso sexual y acoso por razón de sexo, y recoge determinadas obligaciones de las empresas en dicha materia con el fin de prevenir la misma, así como que el Código Penal tipifica como delito el acoso sexual.

Según la organización sindical, chistes obscenos, verbalizar fantasías sexuales, hacer regalos de manera repetitiva o poner la mano en el hombro son prácticas que podrían ser consideradas como acoso sexual en el entorno laboral.

Tal y como ha expresado Sánchez, el acoso sexual abarca un amplio espectro de "comportamientos normalizados", entre los que se incluyen también los piropos, y va agravándose de forma "muy paulatina", como la violencia de género, de la que, a su juicio, forma parte este acoso.

Sánchez ha alertado de la combinación entre el acoso sexual en el trabajo y la precariedad, y ha constatado que las que más denuncian son las mujeres con categorías profesionales altas y las que menos las que tienen trabajos más precarios.

Por otro lado, ha destacado la importancia de que los hombres estén representados en la campaña como llamamiento al resto de los hombres a que no consientan que este tipo de situaciones se den en su entorno.

DATOS DEL ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

Según datos recabados por UGT de Madrid sobre el acoso sexual en el trabajo, el 90 por ciento de las víctimas son mujeres, de acuerdo a las cifras de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Entre 2009 y 2016, 2.484 mujeres denunciaron haber sufrido acoso sexual en sus puestos de trabajo, según los últimos datos disponibles de la Inspección de Trabajo, lo que no llega al 8 por ciento de las afectadas, conforme a los cálculos de Sánchez.

En cuanto a las sanciones, se impusieron 1.489, un número que para Sánchez refleja que "muchas veces" es complicado probar el acosos sexual, por lo que ha instado a las afectadas a conseguir pruebas "de cualquier manera", a través de grabaciones o whatsapp.

Además, según UGT, más del 65 por ciento de las víctimas no se atreven a denunciar y la decisión de no hacerlo esconde el "miedo a represalias y a ser despedidas".

Incluso, denuncia que "en la mayoría de los casos, lo que ocurre en las empresas es que en lugar de tomar medidas contra el acosador es la víctima quien recibe las represalias", como despidos, cambios de puestos y, en el caso de grandes empresas, traslados de delegación.

UNA "LACRA SOCIAL"

El doble objetivo de la iniciativa es "dar a conocer la existencia de esta lacra social que sufren las mujeres y queda incivilizada por las pocas denuncias existentes" y "poner de relieve la importancia de aplicar medidas para erradicar en el ámbito laboral este tipo de comportamiento tipificados como delitos".

"Si levantáramos esa alfombra, veríamos que un 63,5 por ciento de las mujeres admiten haber sufrido situaciones de acoso físico o psicológico, mientras un 26 por ciento de ellas declaran haber sido en algún momento víctimas de agresiones físicas o sexuales, de las que solo el 8 por ciento denuncia", asegura UGT de Madrid.

La organización sindical alude a un estudio realizado por la agencia de la Unión Europea de Derechos Fundamentales publicado en 2016, basado en 42.000 entrevistas directas con una muestra aleatoria de mujeres de 28 estados miembros de la Unión europea, según el cual "más de una de cada tres mujeres, 38 por ciento, con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años, sufrió al menos una forma de acoso sexual en los 12 meses previos a la entrevista, así como casi una de cada cuatro mujeres, 24 por ciento, de entre 30 y 39 años".

Asimismo, según UGT, el 75 por ciento de las mujeres en puestos de alta dirección y el 74 por ciento de las que tienen capacitación profesional han sido víctimas de acoso sexual a lo largo de su vida en comparación con el 44 por ciento de las mujeres con capacitación profesional de la categoría "trabajador manual cualificado" o con el 41 por ciento de las mujeres que indican que nunca han realizado un trabajo remunerado.

Para leer más