15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 21 de febrero de 2010

    Vecinos de Carabanchel plantarán hoy árboles en el parque Manolito Gafotas para exigir la protección del barrio

    MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Vecinos de Carabanchel plantarán hoy, por octavo año consecutivo, árboles en el parque Manolito Gafotas para exigir la protección y el acondicionamiento de esta zona verde, la más grande del barrio.

    El acto comenzará a las 12 horas en la calle de Los Morales, a la altura de su confluencia con la calle Salvador Allende, en el PAU de Carabanchel. Aprovecharán la ocasión para denunciar que, seis años después del fin de la urbanización del barrio, el Parque Manolito Gafotas sigue sin ser acondicionado.

    La organización correrá a cargo de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto-Plataforma PAU, con la colaboración de la asociación TREPA (Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura), que aportará el conocimiento y la experiencia para la plantación, además de diversión y juegos para los más pequeños.

    Consideran que el Parque Manolito Gafotas está "amenazado" por un proyecto de carreteras del Ministerio de Fomento, la ampliación de la M-40, que haría desaparecer su mayor parte. "De ejecutarse, esta obra colocaría el ruido y la contaminación de la autopista al pie de las viviendas, ya que el parque tiene la misión de ejercer de barrera acústica y visual", denunciaron.

    También lloverán las críticas al Ayuntamiento, al que consideran responsable de que el Manolito Gafotas, seis años después de que el PAU de Carabanchel recibiera a sus primeros inquilinos, no esté acondicionado todavía. "Desde el consistorio se apunta como culpable a la Junta de Compensación, entidad privada responsable de la urbanización, dado que el Parque Manolito Gafotas es la única parte del PAU de Carabanchel que aún no ha sido recepcionada por el Ayuntamiento", explicaron los vecinos.

    Pero éstos exigen al Ayuntamiento que utilice los avales depositados por la Junta de Compensación y emprenda las obras de acondicionamiento de manera sustitutoria, a lo cual el Consistorio se ha negado hasta ahora.