3 de diciembre de 2020
8 de agosto de 2007

Los vecinos de Vallecas creen que el derribo de chabolas en Las Barranquillas "sólo cambia el problema de sitio"

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Vallecas, Marisa García, señaló hoy que el derribo de 20 chabolas en el poblado de Las Barranquillas "sólo cambia el problema de sitio" y exigió que el Ayuntamiento de Madrid "se haga cargo de los toxicómanos".

En declaraciones a Europa Press, la representante vecinal manifestó que la desaparición del poblado chabolista, situado en el distrito de Villa de Vallecas, "no va a servir para nada", sino más bien para "pasar el problema a la Cañada Real", ya que "van a seguir vendiendo allí".

"Simplemente se cambia el problema de sitio", lamentó, "y a los consumidores no se les da ninguna solución". Así, García explicó que los vecinos han intentado ponerse en contacto con la Agencia Antidroga, de titularidad municipal, "sin éxito", por lo que cree que el derribo se ha hecho en agosto para "quitarse el muerto de encima".

Por ello, exigió "soluciones reales" para los toxicómanos, con el argumento de que un consumidor tutorizado "cuesta menos a las administraciones que si se le deja tirado en la calle, con el consiguiente gasto de juicios y policías".