30 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

Los visados de viviendas en la región se redujeron un 42% hasta junio, por debajo de la media española que cayó un 55%

Las mayores caídas se concentran en las costas mediterránea y cántabra

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los visados de obra nueva (libre y protegida) para uso residencial en la Comunidad de Madrid se redujeron en junio un 42 por ciento, por debajo de la media en España donde se alcanzaron las 162.690 unidades, lo que supone un 55,1% menos que en el primer semestre de 2007 (362.486) y la cifra más baja desde, al menos, el año 2000, según datos del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España.

Las cifras de visados no pararon de crecer hasta 2006 alentadas por la bonanza del sector residencial. Así, los visados tramitados ascendieron a 687.051 en 2004, a 729.652 en 2005 y a 865.561 en 2006, año en que se alcanzó un récord histórico. Sin embargo, el pasado año ya cerró con un descenso del 24,4%, hasta 688.851 unidades, por la crisis que padece el sector inmobiliario.

La caída registrada en la primera mitad del año se debió principalmente al menor número de visados que los Colegios de Arquitectos concedieron para viviendas libres, al concentrar éstas una disminución del 58,7%, hasta 139.900 unidades. Por su parte, los visados para viviendas protegidas descendieron un 3,8% en este periodo, hasta las 22.791 unidades.

Por otro lado, la superficie de los proyectos visados correspondientes a viviendas nuevas se situó en casi 28,5 millones de metros cuadrados, lo que supone un 52,8% menos que los más de 60 millones de metros cuadrados que se registraban hasta la fecha el pasado año.

LAS MAYORES CAÍDAS, EN EL ARCO MEDITERRÁNEO.

Las mayores caídas interanuales en el número de visados de obra nueva en el primer semestre se registraron en las comunidades autónomas del arco mediterráneo y la costa cántabra, donde se ha localizado gran parte de la vivienda vacacional durante los últimos años.

Así, además de un descenso del 80,8% en el caso de Melilla, las mayores caídas se localizaron en Cataluña (-70,8%), Cantabria (-64,1%), Andalucía (-63%), Baleares (-61%), Comunidad Valenciana (-60,5%), Murcia (-59,3%) y Canarias (-59%).

A continuación, y ya por debajo de la media (-55,1%), destacaron los descensos de Castilla-La Mancha (-48,4%), Aragón (-48,2%), Asturias (-48,1%), Castilla y León (-47,4%), Madrid (-42,1%), Galicia (-41,3%), Navarra (-36%), Extremadura (-32,5%), La Rioja (-31,8%) y País Vasco (-23,4%). La única subida se localizó en Ceuta, con un incremento del 141,1%.