20 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

Voluntarios de Mapfre y de Leroy Merlin pintarán de manera solidaria una vivienda de alquiler social este sábado

Actualmente, hay 80 familias adheridas al programa en la región

Voluntarios de Mapfre y de Leroy Merlin pintarán de manera solidaria una vivienda de alquiler social este sábado
Voluntarios pintando una vivienda de alquiler social para Fundación Tengo HogarFUNDACIÓN TENGO HOGAR

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de trabajadores de Mapfre y de Leroy Merlin voluntarios pintarán este sábado de manera solidaria una vivienda de alquiler social que la Fundación Tengo Hogar va a poner a disposición de una familia necesitada.

La vivienda, ubicada en el distrito de Carabanchel, tiene 69 metros cuadrados y 3 habitaciones, y ha estado habitada hasta ahora por una familia que ha salido del programa de Fundación Tengo Hogar porque ha alcanzado un grado de estabilidad económica y laboral que les permite dejar este piso de alquiler social.

Fundación Tengo Hogar ayuda a familias con niños en riesgo de exclusión a recuperar su autonomía laboral, económica y social, para lo que primero cubre sus necesidades básicas y luego les orienta en la búsqueda de trabajo, haciendo especial hincapié en los niños y su infancia.

Su cofundador, Jorge Martínez, abandonó su trabajo en una multinacional para dedicarse a una actividad de este tipo al ver los desahucios de familias que se producían durante la crisis, familias que habían contraído hipotecas en la época del 'boom' inmobiliario y que se estaban quedando sin trabajo, según ha explicado a Europa Press.

Este año la Fundación ha cumplido cinco años y en este periodo ha desplazado su foco del problema de la vivienda, que "es menos acuciante porque a las familias con niños pequeños ya no las desahucian", a ayudar a la gente "a formarse, a proporcionarles contactos para conseguir trabajo y a que se vuelvan a incorporar al mundo laboral".

"Ahora mismo tenemos unas 80 familias en el programa, de las cuales solamente 21 están en viviendas nuestras y al resto no les hemos proporcionado vivienda pero les estamos ayudando a conseguir trabajo", ha precisado Martínez.

Desde sus comienzos hasta el día de hoy la Fundación Tengo Hogar ha asistido a 232 familias, es decir, 854 personas. Actualmente, el 50 por ciento de las familias del programa son monoparentales y el 45 por ciento de las personas asistidas son niños.

ACONDICIONAMIENTO DE LAS VIVIENDAS

Las viviendas de alquiler social son cedidas por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid y varias entidades bancarias --el Banco Santander, Bankia y el Banco Sabadell-- aunque las rentas son asumidas por las familias. No obstante, el mes que no pueden pagar las afronta la Fundación.

Además, otras empresas participan en su acondicionamiento como Leroy Merlin, que aporta muebles, y Flex que cede los colchones, entre otros servicios que son ofrecidos de forma altruista por otras firmas.

La vivienda que se va a pintar este sábado mediante una acción solidaria se convertirá en adelante en el hogar de la familia de Angie, que se encontraba viviendo en condiciones precarias en una habitación en un piso compartido con su pareja, Rafael, y su hija de un año de edad, Violeta.

Angie acaba de iniciar un Certificado de Profesionalidad, como Auxiliar Administrativo. Por su parte Rafael trabaja de mozo de almacén mientras mantiene una búsqueda activa para mejorar su empleo.

El objetivo conjunto de Fundación Tengo Hogar y de la familia es que la familia mejore sus posibilidades de empleo estable mediante la formación y el acceso a oportunidades reales de trabajo en las empresas que colaboran con la iniciativa.

Para lograr estos objetivos, Tengo Hogar pone al alcance de la familia los recursos necesarios para facilitar la conciliación familiar costeando la guardería de Violeta de manera que su madre puede disponer del tiempo necesario para obtener el certificado que haga posible acceder a un trabajo mejor.

Los anteriores inquilinos eran otra familia formada Raquel y su pareja, Jose, y cuatro niños de 13, 12, 5 y 1 año de edad, uno de ellos con Trastorno del Espectro Autista.

Cuando llegaron a Tengo Hogar, Raquel estaba trabajando en el cuidado de personas mayores a domicilio, pero quería desarrollarse más tanto personal como profesionalmente y apostó por una formación en Balneroterapia, lo que le ha permitido emplearse como masajista en un centro de Spa.

José se encontraba desempleado y se dedicaba al mundo de la música de manera itinerante, pero actualmente trabaja como conductor en un Centro de Día y paralelamente está desarrollando una certificación profesional como conductor para aumentar sus oportunidades de empleo.

Durante este periodo de ayuda de Tengo Hogar, los niños han podido disfrutar de actividades de ocio como talleres de cocina en Vips y jornadas de ocio aprendiendo a montar y alimentar caballos, ensayos de música.

LA CAMPAÑA DE REYES MAGOS

En lo que respecta a los niños, cada año Fundación Tengo Hogar realiza una campaña de Reyes Magos en conjunto con las empresas que colaboran con su proyecto. El año pasado participaron el grupo Vips, Linklaters y Mutualidad de la Abogacía.

Esta acción consiste en que los niños de las familias de Tengo Hogar escriben una carta a los Reyes Magos pidiendo el juguete que les gustaría recibir. Estas cartas son recogidas por Tengo Hogar y son distribuidas a los empleados de las empresas que colaborarán con la iniciativa.

Cada empleado o varios en conjunto eligen una carta y compran un regalo. Todos los juguetes se envían a Tengo Hogar, y los padres los recogen para poder sorprender a sus hijos en ese día tan especial.

"Muchas personas están deseando ayudar", ha destacado Martínez, para agregar que "en este caso la fundación y las empresas no son más que un cauce para canalizar esa ayuda tan importante".

Para leer más