26 de febrero de 2021
24 de enero de 2021

Vox propone declarar las Torres Colón como Bien de Interés Cultural

Vox propone declarar las Torres Colón como Bien de Interés Cultural
Fachada de las Torres Colón con su emblemático 'enchufe', imagen que podría variar debido a una reforma que según prevén, finalizará en 2022, en Madrid, (España), a 11 de octubre de 2020. Se prevé que dichas obras conllevarán la eliminación de su 'enchufe - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid ha registrado una iniciativa mediante la que insta al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid a que proceda a incoar el oportuno expediente para la declaración de Bien de Interés Patrimonial las Torres de Colón, conforme a lo previsto en el artículo 2.3 de la Ley 3/2013, de 18 de junio, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

En concreto, se trata de una Proposición No de Ley (PNL) para su aprobación en la Comisión de Cultura y Turismo, a la que ha tenido acceso Europa Press. Vox indica que las Torres Colón "atesoran un innegable valor cultural por motivos históricos, urbanísticos, estructurales y arquitectónicos" que las "hacen merecedoras de protección desde las administraciones públicas de la Comunidad de Madrid".

Asimismo, el partido liderado por Rocío Monasterio en Madrid cree que "debe reconocerse la importancia de la aportación de las Torres de Colón al paisaje urbano de Madrid, no solo para la solución del diseño urbano que supone esa zona, sino también por su carácter de hito al tratarse de una construcción de gran altura en un punto que es la intersección de dos de los paseos más relevantes de la capital como el Paseo de Recoletos y el Paseo de la Castellana.

Para Vox, al valor de las Torres de Colón se les añade "un hito arquitectónico" que les hizo entrar en la vanguardia internacional de los años 70, dotando al edificio en el Congreso Mundial de Arquitectura y Obra Publica, de Hormigón Pretensado, que tubo lugar en Nueva York en 1975 con el reconocimiento de 'Edificio de más avanzada tecnología en construcción edilicia hasta 1975".

LA REFORMA CONLLEVA LA ELIMINACIÓN DE SU EMBLEMÁTICO 'ENCHUFE'

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 13 de Madrid denegó el pasado 17 de diciembre la medida cautelar solicitada por la Asociación para la defensa de las Torres de Colón de paralizar las obras, por lo que continuará la reforma del emblemático edificio de la capital.

Fue el arquitecto Carlos Lamela, presidente de Estudio Lamela e hijo del autor de Torres Colón, Antonio Lamela, quien aseveró que la reforma llevada a cabo por los propietarios, Mutua Madrileña, no respetaba la estructura interna de "uno de los edificios más importantes que hay en el mundo, ejemplo único de arquitectura suspendida y récord mundial en estructura de hormigón".

Sin embargo, en el auto, al que tuvo acceso Europa Press, se indica que sí se han tenido en cuenta los informes periciales que se han aportado y destaca que el control de la legalidad de las obras por el Ayuntamiento de Madrid no sólo se ha hecho a través de la concesión de la licencia, sino también con la recepción de las Declaraciones Responsables.

La reforma de las Torres Colón conlleva la eliminación de su emblemático 'enchufe', el remate ornamental que corona el conjunto, y en su lugar se erigirán cuatro nuevas plantas de oficinas, "manteniéndose sin alteraciones la altura (117 metros) y la edificabilidad de las torres".

El edificio diseñado por Antonio Lamela, ejemplo de la arquitectura suspendida de España e inaugurado en 1977, será así remodelado por tercera vez en 50 años. Se encargará del proyecto el estudio Luis Vidal + arquitectos. Este nuevo diseño cuenta con el visto bueno de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico-Artístico y Natural (CPPHAN) del Ayuntamiento.

El proceso de transformación afectará no solo a los más de 20.000 metros cuadrados de oficinas disponibles, sino también a las entradas de acceso y las zonas comunes a pie de calle, "permitiendo ganar espacio y comodidad para los viandantes". Con el nuevo diseño se posibilitará el tránsito del Paseo de la Castellana a la calle Génova "sin ningún tipo de barreras arquitectónicas".

Para leer más