22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 17 de junio de 2014

    (Ampl.)El Comité de Empresa de Tenneco alcanza un preacuerdo para la reapertura de la factoría de Gijón

    La asamblea ratifica el documento, que contempla prejubilaciones con el 90 y hasta 100 por ciento del salario líquido

    (Ampl.)El Comité de Empresa de Tenneco alcanza un preacuerdo para la reapertura de la factoría de Gijón
    EUROPA PRESS

    OVIEDO/GIJÓN, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Comité de Empresa de la factoría gijonesa de Tenneco Automotive y la Dirección de la compañía han alcanzado un preacuerdo, ratificado posteriormente por una amplia mayoría de la asamblea, de cara a la reapertura de la planta y a la concreción de un plan de viabilidad. Aún quedan algunos flecos por matizar, algo que se espera solucionar en la reunión de este próximo jueves, en la que, de no procederse a la firma, se marcaría una fecha cercana para ello.

    Así lo han confirmado a Europa Press desde el Comité de Empresa, el cual ha explicado que una vez firmado el acuerdo se llevará a cabo "cuanto antes" el acondicionamiento de la planta para su reapertura, en el que se podría tardar unas dos semanas. La asamblea ratificó el acuerdo con 164 votos a favor, cuatro en contra y cuatro abstenciones.

    Con este principio de acuerdo se desbloquea uno de los principales escollos, el de las prejubilaciones, de forma que estas afectarán a los trabajadores de más de 55 años. "Todo el mundo ha visto que se consiguió la solución acorde con lo prometido; que nadie iba a salir perjudicado", ha destacado un miembro del Comité, César González.

    En el caso de los nacidos entre los años 1953 y 1959, ambos incluidos, recibirán de la empresa un complemento a las prestaciones públicas a las que tengan derecho hasta alcanzar el 90 por ciento del salario liquido que viniesen percibiendo en la firma del acuerdo, hasta que accedan a la jubilación anticipada a los 63 años. Se incluyen aquí los que estuvieran dados de alta en la empresa a 31 de diciembre de 2013.

    Asimismo, para los nacidos entre 1949 y 1952, ambos incluidos, y que actualmente ostentan la condición de jubilados parciales -contrato-relevo--, recibirán un complemento hasta el 100 por ciento del salario líquido que venían percibiendo hasta el momento que accedan a la jubilación con los 65 años.

    RECOLOCACIONES VOLUNTARIAS

    El preacuerdo también contempla que, para las recolocaciones voluntarias dentro de sus plantas españolas, el trabajador conservará sus condiciones salariales y antigüedad, salvo que pase a ostentar una categoría superior y por tanto una retribución mayor. Además, tendrá derecho a una ayuda única al traslado de 15.000 euros brutos y otra mensual de 500 euros durante 24 mensualidades desde que se produzca el traslado. En este caso, se ofertan cuatro puestos de trabajo en Madrid y dos en Ermua (País Vasco).

    Tenneco ofrece además 50 puestos en su planta de Edenkoben (Alemania), en la que el trabajador firmará un nuevo contrato y no conservará ni sus condiciones salariales ni su antigüedad. Recibirá, eso sí, una indemnización de 25 días por año de servicio con un máximo de 15 mensualidades. Si el contrato en Alemania se extingue en un plazo inferior a dos años por causas no imputables al trabajador, este será indemnizado adicional hasta completar los 45 días de salario por año de servicio con un máximo de 42 mensualidades.

    Respecto a las bajas voluntarias, la indemnización será de 45 días de salario por año de servicio con un máximo de 42 mensualidades. Una oferta que no incluye a los beneficiarios del plan de prejubilaciones. Asimismo, los contratos temporales de los trabajadores de alta en la empresa a 31 de diciembre de 2013 pasarán a ser indefinidos a la fecha de su vencimiento. En total, serán 25 nuevos fijos, tras marcar la empresa un tope máximo de empleados de 129.

    TRANSFERENCIA DE LA FÁBRICA

    Además, se acuerda que Tenneco siga dirigiendo la planta de Gijón hasta que tenga lugar la transferencia completa de la fábrica en un plazo aproximado de dos años. En este punto, ambas partes comparten como objetivo es hacer de la factoría gijonesa una planta viable.

    Por otro lado, la multinacional trabajará para obtener las licencias de actividad y certificaciones necesarias de cara a estar en condiciones para que la planta pueda ofertar proyectos de equipo original. Esto es importante para que Gijón pueda ser una planta reguladora del exceso de demanda de otras factorías de Tenneco en Europa, es decir, que fabricaría los amortiguadores que otras fábricas no pudieran hacer por falta de espacio o tiempo cuando asumen un nuevo encargo.

    Ambas partes, asimismo, acuerdan un listado de maquinaria imprescindible que debe permanecer en Gijón y qué se pueda sacar de la factoría, como también el que los trabajadores abandonarán la ocupación de la fábrica. Una cuestión que, según el Comité, se producirá una vez firmado el pacto.

    Para sellar el mismo, el acuerdo será ratificado ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), al tiempo que cada una de las partes desistirá de las actuaciones judiciales emprendidas que, en el caso de Tenneco, se refiere al recurso presentado en el Tribunal Supremo contra la sentencia que declaró nulo el ERE y obligaba a la readmisión de la plantilla. También se constituirá una Comisión de seguimiento del acuerdo, con un máximo de cuatro representantes por cada parte.

    Para leer más