26 de marzo de 2019
  • Lunes, 25 de Marzo
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 19 de febrero de 2019

    El Plan Moves obliga a dar de baja un coche de más de 10 años, en propiedad durante al menos doce meses

    Los particulares recibirán un mínimo de 6.500 euros por la compra de un turismo eléctrico

    El Plan Moves obliga a dar de baja un coche de más de 10 años, en propiedad durante al menos doce meses
    ENDESA - ARCHIVO

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los usuarios que se quieran beneficiar de las ayudas a la adquisición de vehículos alternativos recogidas en el Programa de Incentivos de Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) --5.500 euros por comprar un coche eléctrico por parte de un particular-- tendrán que dar de baja un vehículo de al menos diez años de antigüedad y que mantengan en propiedad durante un mínimo de doce meses.

    Guía: cómo pedir ayudas para comprar un coche eléctrico

    Según las bases de este plan, que se implementará a través de real decreto y que se aprobó el pasado viernes en el Consejo de Ministros, los clientes particulares, para poder ser susceptibles de la ayuda, tendrán que achatarrar un turismo de más de diez años o un vehículo comercial ligero con una antigüedad de más de siete años siempre que compren un automóvil o una furgoneta.

    Asimismo, dichos clientes tendrán que haber sido propietarios de dicho vehículo a achatarrar durante un período mínimo de un año, así como presentar el último recibo del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (impuesto de circulación), debidamente abonado, al menos desde 2014.

    El Plan Moves, aprobado el pasado viernes y publicado en el BOE el sábado, cuenta con un presupuesto de 45 millones de euros que irá a parar a ayudas a la compra de vehículos alternativos, así como a la instalación de infraestructuras de recarga de modelos eléctricos.

    Estos 45 millones de euros también servirán para implantar sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y para la puesta en marcha de medidas recogidas en planes de transporte a los centros de trabajo de las personas.

    Esta partida fue consignada al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, presentados por el Partido Popular, y cuyos fondos no se habían activado.

    AYUDAS POR TIPO DE MODELO.

    El desglose de estas ayudas por modelo y tipo de sistema de propulsión contempla que la adquisición por parte de un cliente particular de un turismo eléctrico con al menos 72 kilómetros de autonomía recibirá una subvención pública de 5.500 euros.

    A este incentivo por parte del Estado se añadirán, al menos, 1.000 euros adicionales que darán los fabricantes o los puntos de venta, aunque la cifra se podrá elevar a criterio de las marcas y concesionarios. Así, Nissan, por ejemplo, da 5.500 euros durante el mes de febrero por la compra de su modelo eléctrico Leaf.

    Los particulares que quieran recibir las ayudas del Plan Moves no podrán comprar un coche eléctrico con un precio de más de 40.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con discapacidad y movilidad reducida y familias numerosas).

    Además, las personas que adquieran un turismo de pila de combustible obtendrán 5.500 euros de ayuda, siempre que cumplan con los requisitos exigidos en el plan, mientras que la compra de vehículos comerciales eléctricos se subvencionará con 6.000 euros.

    En el caso de los camiones y autobuses eléctricos, las ayudas oscilarán entre los 8.000 y los 15.000 euros para los particulares, al tiempo que los que compren motocicletas eléctricas recibirán una subvención de 750 euros, siempre que el coste del vehículo no supere los 10.000 euros y estos tengan una autonomía eléctrica mayor o igual de 70 kilómetros.

    Además, el Plan Moves subvenciona con entre 4.000 y 15.000 euros la compra de vehículos comerciales e industriales de GLP, mientras que las furgonetas o camiones de GNC, GNL o bifuel también recibirán entre 5.000 y 15.000 euros en caso de ser adquiridos por un particular.

    También son susceptibles de optar a los incentivos del Moves las pymes y las grandes empresas, aunque los importes varían en comparación con los particulares. Así, una pyme percibirá 4.000 euros de ayuda al comprar un turismo eléctrico de más de 72 kilómetros de autonomía y de 3.000 euros en caso de ser una gran compañía.

    En el caso de los turismos de pila de combustible de hidrógeno se mantiene en el importe de las ayudas para pymes y grandes corporaciones, mientras que las pequeñas firmas recibirán 750 euros por comprar una moto eléctrica y las grandes, 700 euros.

    Por otra parte, si la pyme adquiere un furgón de GLP, GNC o GNL recibirá 2.500 euros y 2.000 euros si es una gran empresa, mientras que las ayudas camiones de GLP, GNC y GNL se mantienen en 6.000 y 15.000 euros en función del tamaño.