23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 14 de noviembre de 2014

    PSA Vigo fija un tope del 1,5 % de subida salarial dos años

    Plantea dejar "sin efecto" los complementos de presencia y antigüedad, y recortar otros pluses

    PSA Vigo fija un tope del 1,5 % de subida salarial dos años
    EUROPA PRESS

    VIGO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La dirección de PSA Peugeot Citroën ha accedido este viernes a retirar su medida de congelación de salarios hasta 2019 aunque, a cambio, propone establecer un tope en las subidas de sueldos del 1,5 por ciento durante dos primeros años y, a partir de ahí, vincular la actualización de las nóminas a lo cobrado por prima de objetivos, según han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa.

    Así, aunque inicialmente la dirección consideraba innegociable esa congelación, así como la eliminación de la prima de presencia y la reducción de la prima de objetivos, ha aceptado reconsiderar su posición.

    PSA ha propuesto a la plantilla que, en 2015 y 2016, la actualización de sueldos se haga según varios supuestos: en caso de que el IPC sea menor del 1,5 por ciento, los sueldos se mantendrán invariables; si ese índice está entre el 1,5 y el 3 por ciento, se subirán lo que resulte de la diferencia entre el IPC y 1,5; y si el IPC supera el 3 por ciento, el incremento sería del 1,5 por ciento.

    A partir del segundo año, la actualización del salario se haría siguiendo como referente la media de lo que ha cobrado el trabajador en los últimos cinco años por prima de objetivos.

    En cuanto a la prima de objetivos, que se abona en función del cumplimiento de una serie de requisitos de calidad, contención de costes, siniestralidad laboral y absentismo, se acepta que continúe siendo del 1,5 por ciento (unos 200 euros anuales por trabajador).

    OTRAS PROPUESTAS

    Tras la revisión de esos puntos, la propuesta final de la empresa se completa con una nueva escala retributiva, que va desde los 16.150 a los 34.250 euros. Esas cantidades se aplicarán a los nuevos contratos y también a la actual plantilla, con la diferencia de que los trabajadores que ya están en PSA cobrarán a mayores un complemento individual "absorbible".

    Asimismo, quedarían "sin efecto" el complemento de presencia (unos 500 euros al año) y el complemento de antigüedad. De ese modo, lo que se genere por antigüedad se integraría en ese complemento individual nuevo.

    Con respecto al resto de complementos, se establece una reducción del 25 por ciento en los pluses de cabina de lacas y de fin de semana. En el caso del turno de noche, se establece un complemento variable y progresivo en función del número de horas que se trabajen.

    Finalmente, la empresa ha accedido a introducir modificaciones a la baja en dos supuestos de licencias y permisos, el resto quedarían como hasta ahora.

    DINÁMICA LOGÍSTICA

    Además de estas medidas de ajuste planteadas por la empresa a lo largo de dos semanas de reuniones, la dirección también ha presentado a los sindicatos un plan industrial que recoge inversiones y cambios en la dinámica de la actividad logística, todo ello condicionado a que la planta de Balaídos sea la adjudicataria del proyecto k9 (las nuevas furgonetas).

    Los sindicatos celebrarán asambleas en las próximas horas para decidir si aceptan la propuesta final de la empresa. Las partes han sido convocadas nuevamente el lunes 17 de noviembre y, en caso de que los representantes de los trabajadores acepten, se firmaría el acuerdo (el plazo máximo para llegar a un acuerdo es el 21 de noviembre).

    La intención de la planta viguesa es remitir dicho acuerdo a la dirección del grupo, que celebrará un comité ejecutivo a principios de diciembre y decidirá si Vigo ya cumple los criterios de rentabilidad para hacerse con el nuevo modelo.

    Para leer más