2 de junio de 2020
18 de marzo de 2014

Las ventas de vehículos de segunda mano crecerán hasta un 8% anual

Las ventas de vehículos de segunda mano crecerán hasta un 8% anual
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de vehículos de segunda mano crecerán entre un 7% y un 8% anual en el período 2014-2015 en un escenario de suave recuperación de la actividad económica y del consumo de los hogares, según un estudio de la consultora DBK.

En la actualidad operan en torno a 5.000 empresas dedicadas a la compraventa de automóviles usados, la mayoría de carácter familiar y de pequeño tamaño, y cuentan con un ámbito de actuación local, disponiendo de un único punto de venta.

Se identifican sólo trece empresas de compraventa con una facturación de más de 5 millones de euros en 2012, que concentran el 18% del mercado. Por su parte, los cinco primeros operadores alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 12% en el citado año, en tanto que los diez primeros reunieron el 16%.

Las ventas de vehículo de ocasión alcanzaron la cifra de 1,65 millones de unidades en 2013, un 4,6% más que en el año anterior, lo que supuso que este mercado creciera más que el de vehículo nuevo. En términos de valor el mercado se aproximó a los 9.000 millones de euros.

En los últimos años las transacciones entre particulares han ganado peso en el mercado, concentrando el 61% del total de unidades vendidas en 2013, mientras que los concesionarios y agencias reunieron el 23% de las ventas a clientes finales.

Por su parte, las empresas de compraventa comercializaron unos 165.000 automóviles de segunda mano, el 10% del total, lo que generó un volumen de negocio de en torno a 1.000 millones de euros.

El ratio de vehículos usados vendidos respecto al número de matriculaciones se incrementó ligeramente en 2013, hasta situarse en 2,29, como consecuencia del mayor crecimiento de los primeros.

No obstante, según la consultora, el bajo volumen de ventas de vehículos nuevos registrado en los últimos años y la prolongación de los contratos de las empresas de renting están dificultando el abastecimiento de automóviles usados de calidad.