25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • Jueves, 23 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    Economía/Motor.- El 16% de las empresas españolas reduce la compra de vehículos ante la crisis

    MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El 16% de las empresas españolas ha reducido la compra de vehículos profesionales ante la caída de la actividad económica, según los datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por la compañía de renting Arval.

    Del mismo modo, un 30% de las empresas estudia medidas para reducir el consumo de combustible, mientras que el 18% renegocia los costes con los proveedores de sus flotas. Por su parte, el 10% de los responsables de flotas profesionales entrevistados reconoció aplicar una reducción en el tamaño de la flota de vehículos de empresa, mismo porcentaje que aseguró bajar la categoría de los vehículos como respuesta a la crisis.

    Según el director internacional del CVO, Vicent Rupied, el descenso de las matriculaciones y el mantenimiento del parque nacional de vehículos profesionales demuestran, según Rupied, que "existe un movimiento de fondo", hacia la ampliación del plazo de renovación de la flota de vehículos, "tanto en las empresas como en las compañías de renting".

    "Los vehículos corporativos en España se emplean sobre todo para tareas operativas, en donde más de la mitad de los automóviles se dedican al transporte de personas o de bienes y esto no ha reaccionado a la crisis financiera pero si está reaccionando a la crisis económica", prosiguió

    A juicio del director internacional del CVO, España "es un país muy comercial con muchos recorridos largos, con una cuota de mercado grandísima de vehículos comerciales (turismos o industriales ligeros)", en el que el segmento más sensible es el mercado de vehículos de incentivos dentro de las empresas, utilizado sólo por un 8% de las pymes españoles, frente al 20% de las pequeñas y medianas empresas europeas, y por el 20% de las grandes compañías nacionales frente al 32% de las empresas europeas.

    A pesar de esta situación, el estudio refleja que sólo el 18% de las empresas con menos de cien empleados a cambiado la política corporativa de flotas de vehículos, frente al 56% que asegura que no cambiará sus motivaciones de compra de vehículos. En las empresas de más de cien trabajadores, la oposición a un cambio en la política sobre vehículos de empresas llega al 34%.

    VEHÍCULOS MÁS LÍMPIOS.

    En el aspecto ecológico, el estudio calcula que el 25% de las compañías utilizarán vehículos híbridos y un 10% coches eléctricos, al tiempo que la receptividad de los empleados hacia estos vehículos alcanza el 60%.

    En cuanto al plazo de uso de los vehículos profesionales, éste varía en función de la financiación del mismo, siendo mucho mayor para los vehículos de compra directa (77 meses) y mediante crédito (66 meses), que en las compañías que recurren al leasing o al renting, con una vida media de 47 meses.

    Según el consejero delegado de Arval, François-Xavier Castille, la tendencia actual del mercado del renting es la ampliación de contratos entre los actuales clientes debido a la bajada en las ventas de vehículos, acompañada de una subida en los precios en la refinanciación de vehículos.

    Del mismo modo, Castille situó el mercado de venta de vehículos como la principal preocupación de la compañía ante la bajada del mercado en España entre 1.000 y 1.700 euros, al tiempo que reconoció que tanto la financiación como la morosidad no suponen un problema para la firma en la actualidad.

    Asimismo, el consejero delegado quiso poner de manifiesto los buenos resultados que la firma ha obtenido dentro del salón del automóvil de Madrid, en donde la compañía ha vendido "en 3 ó 4 días el mismo número de coches que en toda la feria del pasado año", un total de 32 vehículos. Por otra parte, Rupied afirmó que la puesta en marcha del Plan 2000E reforzará el rejuvenecimiento del parque de vehículos profesionales, con un impacto global sobre el mercado de usados, creando capacidad de compra para vehículos usados de 5 años, lo que respaldará el precio de los mismos y mejorará su valor residual.