1 de diciembre de 2020
25 de enero de 2007

Economía/Motor.-(Ampl.) Lear prevé despedir 350 trabajadores en Ávila, más de mitad de empleados, a través de nuevo ERE

AVILA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La multinacional estadounidense Lear reducirá a menos de la mitad los empleados de su factoría de Ávila con el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que presentará en las próximas semanas y que afectará a 350 trabajadores de los 658 que tiene en la actualidad, tras el expediente del pasado año.

Los 350 los afectados deben sumarse a los 265 que fueron despedidos por la empresa durante el expediente aplicado en 2006, según dio a conocer hoy la empresa a los representantes sindicales de la factoría, que quiere aplicar la nueva regulación entre marzo y junio.

La presidenta del Comité de Empresa, Paloma Nieto, dijo que "esperaban la mala noticia" después de observar como "la carga de trabajo se ha ido reduciendo en los últimos meses" para trasladarla a la factoría de Tánger, y señaló en rueda de prensa que se solicitarán voluntarios que deseen acogerse al expediente.

Según la empresa, la factoría de Ávila "no es viable" porque los clientes "han reducido la producción y exigen piezas más baratas", y aunque Lear no anunció el cierre, los trabajadores creen que se producirá en 2008.

Las condiciones que se aplicarán a los 350 despedidos serán las mismas que las que tuvieron los afectados por el primer ERE, que consiste en una indemnización de 56 días por año trabajado más una paga lineal de 1.000 euros -compensada con el convenio de 2007 y la subida del IPC-, y un plan social, que incluye ayudas de formación y que calculan en más de 100.000 euros, aún pendiente de ser negociado.

Se desconoce la posibilidad de traslados a la factoría madrileña de Valdemoro, que en el anterior expediente se abrió a algunos empleados.

"Nadie quiere irse, lo que desean es trabajar", señaló la sindicalista, quien destacó el ambiente que reina en la factoría, que calificó de "nerviosismo", sobre todo entre matrimonios en los que ambos miembros trabajaban en Lear y uno de ellos ya ha tenido que marcharse.

De los 256 despedidos por el anterior ERE, los sindicatos calculan que uno de cada tres empleados ha encontrado un nuevo puesto de trabajo, pero -según Nieto- "Ávila no está preparada para asumir este desempleo porque no hay puestos de trabajo".

Los representantes sindicales no plantearán movilizaciones contra la empresa al observar el nulo resultado del pasado año y quieren instar a las Administraciones a que trabajen para la creación de empleo.