12 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

Economía/Motor.- Ford invertirá 2.000 millones en México, donde fabricará el Fiesta para el mercado norteamericano

DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 30 May. (EUROPA PRESS) -

El fabricante estadounidense de automóviles Ford invertirá 3.000 millones de dólares (1.935,4 millones de euros al cambio actual) en México, donde fabricará desde principios de 2010 el modelo Fiesta, que también se produce en la planta valenciana de Almussafes, para su venta en el mercado norteamericano, informó hoy la compañía en un comunicado.

Este modelo se fabricará en la planta mexicana de la compañía de Cuautitlán, que necesitará una remodelación que dará comienzo este año, ya que en la actualidad se dedica a la fabricación de el 'pick-up' F-Series que se comercializa en México y en Norteamérica.

Parte de esta inversión de cerca de 2.000 millones de euros se destinará a renovación de su planta de motores de la firma en Chihuahua, que en la actualidad fabrica el propulsor I-4, y que también asumirá la producción de motores diesel para camiones medios y ligeros para su venta a nivel mundial.

Al mismo tiempo, la multinacional del óvalo establecerá una nueva factoría de cajas de cambio para el modelo Focus en la localidad mexicana de Guanajuato. Estas tres acciones en México permitirá la creación de 4.500 nuevos puestos de trabajo en el país de forma directa y alcanzarán los 25.000 empleos de forma indirecta.

El consejero delegado de la compañía con sede en Dearborn, en el Estado de Michigan, Alan Mulally, señaló que Ford "está absolutamente convencida" de reforzar sus activos a nivel global, con el fin de acelerar el cambio hacia unos automóviles de menor tamaño y con un menor consumo de combustible, que son los que está demandando la sociedad.

"Nuestras inversiones en estas plantas en México son parte de nuestro plan para realinear nuestra capacidad de producción en línea con la introducción de coches más pequeños y todoterrenos", añadió Mulally.

Ford explicó que las ventas mundiales de vehículos compactos se han incrementado hasta 23 millones de unidades desde 2002 y se prevé que para 2012 este segmento alcance unas entregas mundiales de 38 millones de unidades. Este auge de este tipo de vehículos se ha producido principalmente por el aumento de los precios del combustible y la desaceleración económica.

De esta forma, el Fiesta se convierte en el primer modelo global desarrollado por la multinacional, que saldrá a la venta inicialmente en los mercados europeo y asiático y que posteriormente llegará a Norteamérica.

Para finalizar, la compañía indicó que esta inversión de más de 1.900 millones de euros servirá para incrementar la capacidad de producción de la compañía en este país hasta 500.000 vehículos y 330.000 motores al año en 2012. De este total, aproximadamente el 80% se destinará al mercado norteamericano.