30 de septiembre de 2020
18 de diciembre de 2009

Economía/Motor.- Montesa Honda preacuerda bajas incentivadas y prejubilaciones para un recorte de 180 trabajadores

BARCELONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fabricante de motocicletas Montesa Honda ha llegado a un preacuerdo con el comité de empresa para reducir la plantilla de su fábrica de Santa Perpètua de la Mogoda en 180 trabajadores a través de un plan de bajas voluntarias incentivadas y prejubilaciones a partir de los 52 años.

Según explicó a Europa Press el responsable del sector de las dos ruedas en CC.OO. de Catalunya, José Manuel Cabrera, el preacuerdo deberá ser ratificado el lunes por la plantilla de la factoría, formada por unas 340 personas.

Las indemnizaciones que prevé el plan de bajas ascienden a 55 días por año más un variable de unos 5.000 euros, una cuantía que obtuvo el visto bueno de los sindicatos, que advirtieron que esto "nunca compensará el daño que supone la pérdida de empleos en el centro". A las prejubilaciones podrán acogerse unos 70 trabajadores.

El responsable de UGT de Catalunya en el comité, José Luis Gil, apuntó a que el preacuerdo era "lo mejor a lo que podía llegarse para evitar el ERE", aunque añadió que serán los trabajadores quienes den el visto bueno a estas medidas.

Si la plantilla da luz verde, el comité de empresa ya ha acordado la constitución de una comisión de seguimiento del plan de bajas, ya que los voluntarios deberían estar inscritos para finales de marzo, que es la fecha en la que Honda quiere tener hecho el recorte, ya que coincide con el fin de su año fiscal.

Será entonces cuando la multinacional nipona hará efectivo el traslado de la producción actual de Santa Perpètua a Italia, de modo que la planta catalana quedará dedicada la fabricación de algunos componentes, un área de pintura y el ensamblaje de una motocicleta de montaña bajo la marca Montesa, de la que se fabrican unas 1.500 unidades anuales (el 7% de la producción de motos anual en la factoría).

La planta italiana que acogerá las motocicletas de Santa Perpètua tiene una capacidad de 170.000 unidades anuales y se convertirá en la única fábrica de motos Honda en Europa.