24 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

Economía/Motor.- Seat quiere en España un 'plan Prever' similar al anunciado en Alemania

BARCELONA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Seat, Erich Schmitt, abogó hoy por que España tenga un plan de ayudas directas a la compra de nuevos automóviles similar al que presentó ayer Alemania, que dará 2.500 euros a las personas que lleven al desguace sus vehículos con una antigüedad de nueve años o superior para comprarse uno nuevo.

Schmitt apeló a la inteligencia de los políticos españoles para lograr que el Estado se posicione en primera fila en este tipo de medidas orientadas a reactivar las ventas en un sector especialmente castigado por la crisis económica, con caídas de hasta el 49,9% en diciembre.

"Creo que los políticos españoles serán tan inteligentes como sus futbolistas y se pondrán al frente en este aspecto", señaló el presidente de la marca automovilística española.

Schmitt hizo estas declaraciones tras acudir hoy con el equipo Seat Sport --ganador del Campeonato Mundial de Turismos (WTCC)-- al Palau de la Generalitat, donde le presidente del Govern, José Montilla, recibió al equipo y elogió que se trata de un éxito deportivo a la vez que un elemento de innovación para la factoría de Martorell (Barcelona).

El presidente aseguró que todas las mejoras del Seat León diesel utilizado en el campeonato "se incorporan luego a la fabricación de Seat en Martorell", por lo que destacó los avances que esto supone en materia de baja contaminación y mayor seguridad.

Asimismo, el presidente Montilla recordó el objetivo común del Gobierno central, la Generalitat, juntamente con empresa y sindicatos, para hacer "los esfuerzos necesarios" para que la fábrica catalana tenga productos competitivos "a corto, medio y largo plazo".

Destacó que en unos meses saldrá el nuevo modelo Seat Exeo de la factoría y que la marca trabaja a medio plazo en el híbrido que presentó el pasado lunes y que podría estar en el mercado en 2014. Además, recordó que las conversaciones para que las instalaciones sean lo suficientemente competitivas como para acoger la fabricación del Audi Q3.