11 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

Alfredo Bonet (Círculo de Empresarios) dice que "la salud financiera de Volkswagen es mayor que la de Nissan"

PAMPLONA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Círculo de Empresarios, Alfredo Bonet, ha afirmado que "la salud financiera de Volkswagen es mayor que la de Renault-Nissan", en referencia a la decisión de la multinacional japonesa de cerrar sus centros de producción en Cataluña.

Una medida que ha encuadrado dentro del "actual fenómeno de acortamiento y relocalización de las cadenas de valor que la crisis ha acelerado". No obstante, ha insistido que la situación de ambos fabricantes "no es la misma. "En el caso de VW no he oído que tenga ideas o planes para retraer plantas de producción al país de origen", ha apuntado.

Bonet ha realizado estas manifestaciones durante su intervención en 'Capital Directo', ciclo de entrevistas online de NavarraCapital.es patrocinadas por Banco Santander, donde también ha destacado que el principal reto al que se enfrenta el Gobierno de España es elaborar "un plan de recuperación creíble y atractivo para los inversores". Un proyecto que, bajo su punto de vista, "debe ser de país y compartido". En ese sentido, ha lamentado "la falta de recursos" con las que cuenta el Gobierno porque "la crisis nos ha pillado con unos niveles de déficit y deuda muy elevados".

Alfredo Bonet ha achacado a "la ausencia de estímulos" a que España "todavía está pendiente de la reactivación". Por eso ha opinado que el Ejecutivo "lo está haciendo bastante mal" y que en sus últimas decisiones, como el anuncio de la derogación íntegra de la reforma laboral de 2012, "ha habido escasa reflexión por la presión de los tiempos".

Siguiendo con el tema del empleo, ha afirmado que la dualidad entre contratos fijos y temporales constituye "el gran problema" de un mercado laboral "que no funciona bien" y que "se ceba especialmente con los más jóvenes". "Si terminamos el año con una tasa de desempleo del 19%, el paro juvenil puede ser más del doble", alertó", ha advertido Bonet, que ha recordado que su organización defiende reducir los contratos a tres tipos: fijos, temporales limitados a unas necesidades de producción y de formación o aprendizaje.

Por otro lado, ha abogado por, antes que subir los impuestos, "seguir el trabajo de la AIREF de analizar la eficiencia del gasto público y ver si es posible reducirlo". "Con una rebaja de los gastos y una pequeña subida de los impuestos debiéramos ser capaces de generar recursos suficientes para ganar en estabilidad y capacidad para devolver la deuda", ha opinado Bonet, que ha indicado que "el punto débil de esta solución es que el término recortes está ya muy contaminado".

En este aspecto, ha resaltado la ventaja que para Navarra supone tener autonomía fiscal, algo que, unido a factores como "la menor dependencia del turismo y la hostelería y el peso de la industria en el PIB regional", hace que "la economía navarra esté mejor que la media nacional".

Alfredo Bonet ha finalizado con una reflexión sobre la influencia que el coronavirus puede tener en la globalización y el papel de China en el mundo y sobre el teletrabajo.

En el primer caso, ha opinado que el gigante asiático "va a sufrir" porque "ha dejado de ser el país de bajo costes de producción" frente a "otros competidores del sudeste asiático". También que se verá afectado porque "una de las lecciones que ha dejado esta crisis es que desde el punto de vista geoestratégico no es recomendable depender de un solo proveedor".

Sobre el teletrabajo ha señalado que "ha venido para quedarse" aunque ha precisado que lo que ahora se está haciendo "nada tiene que ver con el trabajo a distancia del futuro". Igualmente, que "no todo el mundo puede teletrabajar", que las reuniones telemáticas "carecen de la empatía que se da en las presenciales" y que eso "puede afectar a los vínculos de fidelización y compromiso de los trabajadores con sus organizaciones".