3 de junio de 2020
31 de marzo de 2020

Ford retrasa la apertura de sus fábricas en Norteamérica por la expansión del coronavirus

Ford retrasa la apertura de sus fábricas en Norteamérica por la expansión del coronavirus
Trabajadora en una planta de Ford. - FORD - ARCHIVO

DEARBORN (ESTADOS UNIDOS), 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consorcio automovilístico Ford ha retrasado la apertura de sus fábricas en Norteamérica, que estaba prevista que se llevase a cabo a partir del 6 de abril, debido a la expansión del coronavirus por la región y de que Estados Unidos haya experimentado un incremento en el número de infectados por el Covid-19.

Tal como ha indicado Ford en un comunicado, la compañía tenía previsto reiniciar la actividad en su fábrica de Hermosillo (México) a partir del 6 de abril, mientras que varias de sus plantas "clave" de Estados Unidos comenzarían a operar el 14 de abril.

"La salud y la seguridad de nuestros empleados, distribuidores, clientes, socios y comunidades sigue siendo nuestra máxima prioridad", ha indicado el presidente de Ford en Norteamérica, Kumar Halhotra, por lo que la firma ha decidido retrasar la apertura de sus factorías, aunque no ha dado una fecha concreta.

Ford ha señalado que la dirección de la empresa está trabajando junto a los líderes sindicales para desarrollar procedimientos adicionales de salud y seguridad destinados a ayudar a mantener a los empleados seguros.

"La decisión de Ford es la correcta", ha asegurado el presidente del sindicato United Auto Workers (UAW), Roy Gamble. "El departamento de Ford de la UAW continúa trabajando en estrecha colaboración con nuestros sindicatos locales y con Ford para garantizar que a medida que volvamos a la producción todos los trabajadores estén seguros", ha subrayado Gamble.

La compañía estadounidense ha tomado esta decisión en el día en el que también ha anunciado que producirá 50.000 respiradores artificiales para personas infectadas por el coronavirus en Estados Unidos en los próximos 100 días.

La pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China, ha superado la cifra de los 785.000 contagiados y ha causado la muerte a más de 37.000 personas en todo el mundo, con Estados Unidos sumando en un solo día 20.900 nuevos casos, lo que representa un nuevo récord en incremento diario de contagios y sitúa al país con más de 164.000 personas con el virus y 3.170 muertos.