15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 22 de noviembre de 2019

    General Motors e Isuzu invertirán 160 millones en una nueva planta de componentes en Ohio (EE.UU.)

    General Motors e Isuzu invertirán 160 millones en una nueva planta de componentes en Ohio (EE.UU.)
    Chevrolet Silverado - GENERAL MOTORS - ARCHIVO

    BROOKVILLE (ESTADOS UNIDOS), 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

    General Motors e Isuzu, a través de la 'joint venture' que mantienen DMAX, construirán una nueva planta de componentes para motores diésel en Brookville, en el Estado de Ohio, con una inversión prevista de 175 millones de dólares (160 millones de euros al cambio actual).

    Según informaron las dos empresas, la puesta en marcha de esta nueva instalación busca responder al aumento de la demanda de este tipo de componentes para los motores diésel Duramax, que se montan en el centro de Moraine (Ohio).

    Las dos empresas empresa explicaron que la decisión de construir una nueva factoría está en línea con la creciente demanda de los modelos 'pick-up' del grupo General Motors, especialmente del Chevrolet Silverado y del GMC Sierra.

    Esta inversión por parte de DMAX, empresa participada en un 60% por General Motors y en un 40% por la japonesa Isuzu, permitirá la creación de 100 puestos de trabajo en Brookville y la previsión es que el centro esté operativo a finales del año próximo.

    El vicepresidente de Producción Global de General Motors, Gerald Johnson, afirmó que la fuerte demanda de los 'pick-ups' grandes de Chevrolet y GMC ha impulsado a la compañía a buscar formas para poder producir mayor volumen de motores diésel Duramax.

    La factoría de DMAX en Moraine se inauguró en 1999 y desde entonces ha fabricado más de dos millones de motores diésel. En la actualidad, esta 'joint venture' da empleo a cerca de 900 trabajadores.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Motor