23 de septiembre de 2020
13 de agosto de 2020

Más de medio millón de conductores afirma conducir descalzo "habitualmente"

Más de medio millón de conductores afirma conducir descalzo "habitualmente"
Imagen de conductores con diferentes calzados. - RACE

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un 2% de los conductores (alrededor de medio millón de personas) afirma conducir descalzo de forma habitual, mientras que un 3% de los conductores (hasta 800.000 personas) asegura que ha conducido en chanclas en muchas o bastantes ocasiones.

Así se desprende de un estudio sobre el uso del calzado durante la conducción elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), en el cual más del 30% de los encuestados dice haber llevado el coche al menos en alguna ocasión con calzado inadecuado, ya sean chanclas, botas de montaña, tacones altos o descalzos.

Además, un 7% de los conductores ha conducido alguna vez descalzo. En el caso de las mujeres, los zapatos con plataformas (38% de ellas) y los tacones (36%) ocupan las primeras posiciones.

En este sentido, el RACE ha alertado del peligro que supone ponerse al volante con calzado inadecuado, un comportamiento que aumenta en las vacaciones ya que son muchos los conductores tentados a desplazarse en chanclas o descalzos en trayectos cortos.

Por ello, ha recordado que el conducir con calzado inapropiado es motivo de una sanción económica de hasta 80 euros si el agente entiende que no existe garantía de libertad de movimiento en el vehículo y puede interferir en una conducción segura.

"Aunque no existen disposiciones específicas sobre el calzado en la conducción, y no sea sancionable conducir con un calzado inadecuado como tal, si el agente de la autoridad entiende que afecta a la seguridad en la conducción porque no permite controlar bien los pedales, será una conducta sancionable y, por lo tanto, el conductor podrá ser multado", ha subrayado el RACE.

Por todo ello, el Real Automóvil Club ha dado una serie de recomendaciones para conducir seguros este verano, como usar calzado que vaya sujeto al pie y que no resbale ni que sea demasiado grande o pesado.