16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 23 de julio de 2019

    El mercado de vehículos de segunda mano reduce las emisiones de CO2 en 1,7 millones de toneladas

    Es el equivalente a paralizar por completo el tráfico de Madrid durante casi diez meses.

    El mercado de vehículos de segunda mano reduce las emisiones de CO2 en 1,7 millones de toneladas
    Coches usadosEUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El conjunto del mercado de segunda mano en España supuso un ahorro de 1,74 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) emitidas a la atmósfera en 2018, de las que 1,69 millones pertenecían al mercado de compraventa de vehículos usados, lo que supone el 97% del total.

    Según el estudio 'El efecto medioambiental de la segunda mano', desarrollado por Milanuncios en colaboración con el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia y la consultora Ethos International, Andalucía se situó a la cabeza en este ahorro, con 360.115 toneladas de CO2 evitadas.

    Le siguieron Cataluña y Madrid, que lograron evitar 185.937 y 181.359 toneladas, respectivamente, que, junto con Andalucía, suponen el 43% del total de las emisiones ahorradas gracias al mercado de motor de segunda mano.

    El estudio, que basa sus cálculos en el supuesto de que cada producto vendido sustituye a la producción de un nuevo artículo, concluye que el proceso de diseño y fabricación de un vehículo representa la mayor parte de las emisiones asociadas a su ciclo de vida.

    Según sus cálculos, el ahorro de 1,69 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera es la cantidad equivalente a paralizar por completo el tráfico de Madrid durante casi diez meses.

    Además, la compraventa de automóviles de segunda mano entre particulares supone también la eliminación potencial de 110.513 toneladas de plástico y 823.033 toneladas de acero, dos materiales muy utilizados en su proceso de fabricación.

    Estas cantidades son equiparables a las necesarias para producir 15.606 millones de bolsas y 4.955 millones de latas, respectivamente. Además, permitió el ahorro de 823.033 toneladas de acero, cuantía equivalente a la requerida para producir 218.908 contenedores de mercancías.

    Después del mercado de coches, los sectores que más contribuyeron a este ahorro de emisiones fueron los artículos de casa y jardín (ahorro potencial de 31.226 toneladas de CO2), informática (16.631), deporte y náutica (7.488) y telefonía (5.800).