2 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2020

Tres modelos 'made in Spain', entre los diez coches más vendidos en Europa en septiembre

Tres modelos 'made in Spain', entre los diez coches más vendidos en Europa en septiembre
Renault Captur. - RENAULT - ARCHIVO

Las ventas de coches electrificados superan a las de modelos diésel por primera vez en Europa

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Hasta tres modelos producidos en las fábricas automovilísticas españolas se han situado en la lista de los diez vehículos más vendidos en Europa en el mes de septiembre, según datos de Jato Dynamics recogidos por Europa Press.

Un mes más, los modelos producidos en las plantas ubicadas en España han mostrado su fortaleza en el mercado europeo, por lo que el Opel Corsa, fabricado en la planta del Grupo PSA en Zaragoza, se posicionó como el segundo automóvil más vendido en la Unión Europea, con 26.269 unidades, solo superado por el Volkswagen Golf, que continúa a la cabeza de esta lista, tras matricular 28.731 unidades.

Por su parte, el Renault Captur, ensamblado en Valladolid, se situó como el cuarto modelo más 'popular' en el 'Viejo Continente', con 21.523 matriculaciones, quedándose por detrás del Renault Clio, que fue el tercer coche más vendido en Europa (23.986 unidades).

El puesto número cinco fue para el Mercedes-Benz Clase A (20.430 unidades), seguido del Peugeot 208 (20.292 unidades), del Ford Fiesta (19.878 unidades) y del Dacia Sandero (19.745 unidades). En la novena posición del ranking también aparece el Volkswagen Polo, producido en Navarra, del cual se vendieron 18.919 unidades el mes pasado.

MÁS MODELOS ELECTRIFICADOS QUE DIÉSEL

Todo ello en un mes en el que se matricularon más modelos electrificados (microhíbridos, híbridos convencionales, híbridos enchufables y eléctricos) en toda Europa que vehículos propulsados con diésel.

Así, la demanda de automóviles de gasolina y de diésel registró una caída de dos dígitos en comparación con septiembre de 2019, mientras que el volumen de vehículos electrificados aumentó un 139%, hasta 327.800 unidades.

De esta forma, los coches electrificados supusieron un 25% del mercado, mientras que los modelos de diésel se quedaron con una cuota del 24,8%, mientras que hace una década representaban el 50% de las matriculaciones.

"El cambio de los vehículos de combustión interna hacia modelos electrificados finalmente se está produciendo. Aunque esto se debe en gran parte a las políticas y a los incentivos gubernamentales, los consumidores ahora también están preparados para adoptar estas nuevas tecnologías", ha indicado el analista global de Jato Dynamics, Felipe Muñoz.