9 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Innova.- Agricultura presenta un laboratorio móvil que podrá analizar contaminantes y parámetros meteorológicos

MURCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, presentó hoy un nuevo Laboratorio Móvil de Vigilancia Ambiental adquirido por la Dirección General de Planificación, Evaluación y Control Ambiental, con un presupuesto de 200.000 euros y que contará con un espacio dedicado a la toma de muestras sólidas y líquidas, y otro para la medición de contaminantes atmosféricos y meteorología.

Asimismo, dispondrá de capacidad para analizar aguas y realizar test de residuos, así como para almacenar en frío muestras, y cuenta con un sistema de comunicaciones que permite transmitir los datos georeferenciados, longitud y latitud, que se analicen, en tiempo real, al Centro de Control o de Emergencia, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Cerdá destacó que "allí donde no hay estaciones fijas de control atmosférico podemos llegar con estos modernos y potentes equipos", y expresó su confianza en los medios que tiene la Comunidad, integrados en la Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica, al tiempo que apuntó que "los datos de calidad del aire de 2008 reflejan que en la Región no se han superado umbrales límite establecidos legalmente".

El nuevo laboratorio móvil "puede analizar varios contaminantes, como el ozono, los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre, los compuestos orgánicos volátiles y las partículas en suspensión menores de 10 y 2,5 micras, del mismo modo que registra parámetros meteorológicos como velocidad y dirección del viento, temperatura, humedad y radiación solar".

El consejero señaló que este laboratorio móvil "podrá utilizarse en caso de accidentes industriales motivados por escapes de sustancias tóxicas, como amoníaco y sulfhídrico, entre otras, y también conseguirá realizar análisis de aguas y residuos de manera preliminar".

Este nuevo instrumento se suma a los medios que ya dispone la Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica de la Región, la cual, según Cerdá, "es una herramienta fundamental establecida por la legislación europea para la evaluación de la calidad del aire en los estados miembros".

La Red Regional consta de 11 estaciones fijas, cinco torres meteorológicas y dos unidades móviles. El territorio murciano está dividido en las zonas Norte, Centro, Litoral-Mar Menor, Valle de Escombreras, Cartagena y Murcia ciudad, según sus características geográficas, las actividades humanas y ambientales que se desarrollan y la dinámica de los contaminantes que condiciona la calidad del aire y el tipo de contaminación predominante.

Una nueva directiva comunitaria aprobada en 2008 establece la lista de contaminantes, los valores límite y los criterios de evaluación de la calidad del aire. Para poder cumplir con los objetivos planteados, el consejero señaló que "la normativa requiere mediciones tanto en continuo, mediante puntos fijos, como mediciones indicativas o discontinuas y el uso de modelizaciones".

El responsable autonómico afirmó que "los datos sobre la calidad del aire recabados, son enviados periódicamente a un servidor web que atiende las peticiones de información de los usuarios, a través de los servidores de Internet de la Comunidad Autónoma".

Las zonas que no disponen de estaciones de medida fijas son abarcadas dentro del proyecto de estudio de la modelización de calidad del aire (ARIES) y son evaluadas mediante campañas discontinuas, a través de una unidad móvil.

Cada año, la Dirección General de Planificación, Evaluación y Control Ambiental marca un calendario de campañas de medida en las zonas que no disponen de vigilancia continua, y se integran en su mayoría en la campaña de ozono realizada en el período veraniego. Suelen ser parajes aislados que no están afectados por la contaminación urbana, y la unidad móvil se instala en el punto elegido, se deja midiendo durante un tiempo y posteriormente, se lleva a una nueva ubicación.