10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • Domingo, 10 de Noviembre
  • Viernes, 8 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    Innova.- El coordinador de la OTRI de la UMU cree que Bolonia "puede ir muy bien" a la transferencia de la investigación

    MURCIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El coordinador de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) de la Universidad de Murcia (UMU), Fernando Martín, consideró que el proceso de Bolonia para iniciar el Espacio Europeo de Educación Superior, "puede ir muy bien" a su departamento, y lo consideró "una buena oportunidad para que la universidad española mejore".

    En declaraciones a Europa Press, Martín sostuvo que la relación entre la empresa y la universidad "podrá estar o no en el proceso de Bolonia, pero es una obligación de las instituciones docentes retornar los resultados de la investigación de manera muy directa con un pacto en el mundo de la producción".

    En este sentido, determinó que "está claro que la universidad debe generar conocimiento para 20 años vista, pero hay otro conocimiento que puede ser directamente aplicado, y que mejora los procesos y mercancías que hay ahora mismo en los procesos productivos", motivo por el que avaló la aplicación de este proceso.

    Además, dijo que "no hay por qué descartar una formación aplicable a otras materias", y defendió que "ambas cosas se deben hacer, es decir, debemos educar gente competente en sus profesiones y dar una formación integral para aprender y estar motivados, pero no hay que descartar una formación sobre un conocimiento utilizable y aplicable".

    Sin embargo, dijo que los críticos con el proceso "creo que no saben muy bien lo que consisten lo de Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior, tanto en el marco de la investigación como de formación", e indicó que "quizá no lo hallamos explicado bien, está comprometido pero hay que explicarlo".

    Al respecto, indicó que se trata de "una buena oportunidad para que la universidad española mejore, adquiera el peso que debe tener tanto internamente como en el concierto europeo de universidades", y determinó que la sociedad del siglo XXI "necesita un sistema educativo, judicial, y productivo fantástico".

    "El sistema económico, productivo y comercial, en cualquiera de ellos donde se requieran altas competencias de conocimiento en un sociedad del conocimiento, motivo por el que no podemos perder de vista esta formación".