18 de octubre de 2019
6 de julio de 2009

Innova.- La UMU descubre que la cirugía refractiva LASIK genera aberraciones ópticas no deseadas

MURCIA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un trabajo del Laboratorio de Óptica de la Universidad de Murcia (UMU) ha descubierto que la cirugía refractiva LASIK es capaz de eliminar el error refractivo con un alto grado de éxito pero, al modificar la forma de la córnea para conseguir la corrección de su potencia, aparecen una serie de aberraciones ópticas no deseadas tanto en la cirugía de la miopía, como de la hipermetropía.

En concreto, el propósito de este estudio fue analizar cómo puede afectar a la calidad óptica del ojo humano y al balance natural de las aberraciones ópticas la cirugía refractiva LASIK, según fuentes consultadas por Europa Press del departamento de Promoción de la Investigación de la UMU (Prinum), dependiente del Vicerrectorado de Investigación.

El estudio realizado comparó la calidad óptica del ojo, córnea y medios internos, antes y seis meses después de realizar una cirugía LASIK estándar en 15 ojos miopes y edad media 28 años; y en seis ojos hipermétropes pertenecientes a 11 sujetos con una edad media 30 años.

Los investigadores de la UMU midieron las aberraciones ópticas tanto del ojo, utilizando para ello un sistema conocido como sensor de frente de onda de Hartmann-Shack, como de la córnea, procesando la información proporcionada por un topógrafo corneal. Asimismo, estimaron las aberraciones de los medios internos del ojo.

En media, la cirugía refractiva supuso un aumento de las aberraciones oculares tanto de miopes como de hipermétropes, según las conclusiones de este artículo, publicado en el artículo 'Laser In Situ Keratomileusis Disrupts the Aberration Compensation Mechanism of the Human Eye', que apareció en la revista 'American journal of Ophthalmology', y elaborado por los autores Antonio Benito; Manuel Redondo; Pablo Artal.

Así pues, el LASIK "suele provocar una pérdida de calidad óptica del ojo humano, debido a que al cambiar la forma de la córnea para corregir el error refractivo, cambia su geometría, y aumenta sus aberraciones ópticas".

En el caso de la corrección de la miopía, el aumento de las aberraciones corneales, como la aberración esférica positiva, "se ve parcialmente compensado por las aberraciones de los medios internos del ojo", según el estudio.

Sin embargo, los ojos hipermétropes "muestran un balance mucho más delicado entre aberraciones corneales e internas, lo que permite que su calidad óptica sea similar. Pero cualquier cambio en el patrón de aberraciones corneales, incluso una disminución, pueden interrumpir con facilidad el mecanismo de compensación óptica del ojo, y potencialmente causar un perjuicio visual mayor que en los miopes.