23 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

'Este año no hacemos campaña, pero nos haces más falta que nunca', la nueva no campaña de Jesús Abandonado en Navidad

La Fundación habilita tres turnos de comida debido a la crisis, y asegura que durante estos días de bajas temperaturas están saturados

MURCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Jesús Abandonado y Cajamurcia presentaron hoy, en rueda de prensa, la nueva "no campaña navideña" de este colectivo que tiene por título 'Este año no hacemos campaña, pero nos haces más falta que nunca'; una forma creativa en la que se ha inspirado Contraplano en época de crisis.

Si bien en años anteriores Jesús Abandonado realizaba, con motivo de la llegada de la Navidad, una campaña publicitaria "basada en la generosidad y el impulso solidario de medios de comunicación, profesionales y empresas" de forma altruista y sin percibir retribución alguna, este año se ha decidido realizar una "breve pausa" en este proceso como consecuencia de la situación de recesión económica por la que atraviesa la Región y el resto del país.

Además, desde 2006 esta campaña se ha complementado con la realización, por parte de la Universidad de Murcia, Cajamurcia, Contraplano y Jesús Abandonado, de las Jornadas de Creatividad Publicitaria y Comunicación Social 'Cerebrando', como una forma de "apertura" de esta Fundación a la sociedad.

Así lo explicó el director creativo de Contraplano, Chipola, quien recordó que estas jornadas están compuestas por un ciclo de conferencias y un taller de creatividad coordinado por profesionales de la agencia Contraplano, cuyo resultado final es la gestación de la campaña anual de Jesús Abandonado.

En este sentido, Chipola puso de manifiesto que esta decisión de no hacer campaña y de realizar una "pausa" para la publicidad radica no en que se esté "sobrado de recursos"; sino todo lo contrario, es decir, "que la feroz crisis que estamos viviendo en todos los niveles de la economía afecta con mayor virulencia a los que ya estaban en crisis antes, lo más pobres".

Por esta razón, desde dicha Fundación se consideró un "exceso" pedir de nuevo el esfuerzo realizado en años anteriores a colaboradores que "día a día luchan por sacar adelante sus propios proyectos y mejorar sus condiciones de trabajo".

Y es que, la publicidad se realiza en virtud del esfuerzo personal, así como material, de empresas y profesionales que "imprimen, graban, fotografían, escriben, buzonean, emiten y reparten el mensaje".

Este año, según Fernández, será una "campañita", un recordatorio con las piezas de comunicación más imprescindibles para hacer llegar el eslogan "sencillo pero cierto: este año no hacemos campaña, pero nos haces más falta que nunca".

Así, las piezas que conformarán la campaña serán un spot en televisión "de reciclaje de otras anteriores", dos cuñas de televisión, una de ellas grabada del obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes; además de anuncios en prensa, banner, mobiliario urbano y folletos que en su interior se dice de qué manera se puede colaborar económicamente.

TRES TURNOS DE COMIDA Y BOCADILLOS.

Por su parte, el presidente de la Fundación Jesús Abandonado, José Fernández, resaltó que la Navidad "es una fecha donde el corazón del hombre se siente más humano", y deseó, así, que durante todo el año fuera Navidad.

Y es que, argumentó, con la ayuda de voluntarios y colaboradores se puede hacer posible que desde Jesús Abandonado, que tiene una capacidad de 200 camas, se puedan atender a las personas, hasta el punto de que "en octubre se proporcionaron 14.000 comidas".

Cifra que va en aumento y que incluso se puede llegar a una situación de saturación por las bajas temperaturas que se están registrando estos días en la Región de Murcia.

No obstante, aseguró que "se harán los esfuerzos necesarios para que se nos encuentre de día o de noche y tenemos el recurso de contratar pensiones, además de que Jesús Abandonado no se dedica para comer o dormir, sino también para que esa persona se sienta escuchada y tenga que el calor humano", para lo que se cuenta con un equipo de asistentes sociales.

En esta línea, Fernández subrayó que si en 2007 había dos turnos de comida en el comedor, que tiene una capacidad para 75 personas, en 2009 los dos turnos estaban al completo, por lo que se tuvieron que repartir bocadillos.

A tenor de esta situación, "se pensó en hacer tres turnos durante todo el año, que por 75 personas se está dando de comer a 225 comensales, además de que se sacaron ocho plazas por cada turno". Todo ello suma un total de 500 servicios repartidos en los tres turnos que Jesús Abandonado habilitó atendiendo a la afluencia "cada vez mayor" que se registra fruto de la crisis.

El perfil de la persona que solicita estos servicios es el de en un 80 por ciento extranjeros, y el 20 por ciento restantes procedentes del país; situación que ha experimentado un cambio este año por el actual panorama económico, en el que un 50% son extranjeros y la otra mitad clientes nacionales.