Los arquitectos advierten que el urbanismo vive una "parálisis" y reclaman directrices comunes para toda la Región

Instan a no contemplar el urbanismo como un proceso expansivo sino de reconstrucción, y ponen de ejemplo coser Murcia tras el soterramiento

Los arquitectos advierten que el urbanismo vive una "parálisis" y reclaman directrices comunes para toda la Región
7 de noviembre de 2018 PORTAVOZ

MURCIA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El decano del colegio de Arquitectos de Murcia, Rafael Pardo, ha advertido que el urbanismo vive una etapa de "parálisis" en la Región tras la crisis que ha atravesado el sector de la construcción, y considera "urgente" renovar el modelo estableciendo unas directrices y criterios comunes para todos los municipios.

"En la Región seguimos con el mismo urbanismo que teníamos hace 12 años, cuando estábamos en plena burbuja del sector inmobiliario", según Pardo, quien apuesta por "aprender" de la crisis para "hacer las cosas de una forma distinta, tal y como ha declarado a Europa Press con motivo del Día Mundial del Urbanismo, que la ONU conmemora el 8 de noviembre.

Pardo apuesta por unas directrices regionales que establezcan unos criterios comunes para todos los municipios, tal y como establece la Ley del Suelo en la Región.

De la misma forma, apuesta por "actualizar la gran mayoría del planeamiento general de los municipios de Murcia", ya que se encuentra "obsoleto" y se remonta en muchos casos, incluso a la década de los años 80 del siglo XX. "Desde entonces, han cambiado mucho las cosas", asevera.

Ha remarcado que el urbanismo regula, por ejemplo, cómo se producen los asentamientos humanos, las actividades que se desarrollan en el territorio, las comunicaciones o el transporte, por lo que estima necesario que los ayuntamientos "empiecen procesos para renovar los planes urbanísticos".

Para ello, insta a abrir procesos importantes de participación ciudadana, teniendo en cuenta los nuevos retos del futuro que pasan, por ejemplo, por el cambio climático o los procesos migratorios. Asimismo, cree que el urbanismo no debe contemplarse en muchos municipios murcianos "como un proceso expansivo sino como un proceso de reconstrucción".

Y es que muchos barrios han quedado "a medio construir" y han entrado en un proceso de "degradación" en el que es importante "mirar hacia adentro y coser cicatrices y costuras". Ha puesto como ejemplo el caso de La ciudad de Murcia, donde "tenemos un reto por delante, una vez que se resuelva el soterramiento del ferrocarril". En concreto, advierte que este reto pasa por "coser el norte y el sur del municipio.

LEY DE ACELERACIÓN EMPRESARIAL

Al ser preguntado por el efecto de la recién aprobada Ley de Aceleración Empresarial en el desbloqueo de los planes de ordenación urbana, Pardo ha dado la "bienvenida" a cualquier medida que favorezca la agilización administrativa. "A mí, lo único que me preocuparía es que se dé un impulso a la tramitación de los grandes promotores y no se preste atención al particular que quiere pedir una licencia para rehabilitar su casa o hacerse una nueva vivienda", ha puntualizado.

A este respecto, ha señalado que los planes parciales en la Región, para generar suelos edificables, "tienen unos retrasos grandísimos". De hecho, explica que "se ha convertido e algo normal barajar 8,9 o 10 años si alguien quiere desarrollar un plan parcial para generar nuevo suelo", cuando "se podría desarrollar en muchísimo menos tiempo".

El problema, añade, es que "se ha creado una gran complejidad en los trámites y las administraciones no son lo suficientemente ágiles". A Pardo le consta que todo el sector está "muy preocupado" porque "se está empezando a notar la falta de suelo en ciertos sitios", lo que repercutirá en un "encarecimiento de los suelos disponibles".

Pardo cree que debe haber suficiente oferta de suelo para que no se encarezca el construir, comprar y alquilar una casa. Así pues, el Colegio de Arquitectos ve positivamente ayudar a las actividades empresariales para el desarrollo de nuevos suelos y edificaciones, pero "sin olvidarnos de que hay que ayudar también al ciudadano individual que tiene sus intereses igual de legítimos".

"Empieza a faltar suelo urbano directo disponible", según el decano de los arquitectos murcianos, quien considera necesario poner en valor las bolsas de suelo que han quedado "a medio desarrollar".

"ERRORES DEL PASADO"

Al ser preguntado por la posibilidad de repetir los errores que condujeron al estallido de la burbuja inmobiliaria, Pardo ha recordado que "se estaban construyendo muchas más viviendas de las necesarias" a unos precios muy elevados dentro de un "proceso especulativo del suelo".

Ahora, se trata de "que el sector esté más equilibrado" y "romper los ciclos estacionales" para conseguir un crecimiento "sostenido". Todo ello, tras diez años en los que la promoción inmobiliaria ha estado "paralizada". La población "sigue necesitando viviendas" y el stock "está próximo a agotarse en muchos sitios".

Por ello, apuesta por construir un número de casas "suficiente" como para que haya una competencia que "equilibre los precios". En base a datos del Ministerio de Fomento, explica que se han construido una media de 15.000 viviendas anuales en la Región entre 1996 y 2016, dato que considera ajustado a la demanda.

En este sentido, llama la atención respecto al hecho de que en los años 2013 y 2014, en plena crisis la construcción no llegó a las mil viviendas en la Región de Murcia. "Hemos estado absorbiendo el stock de vivienda, pero ya se ha acabado", afirma.

RETOS GLOBALES

Pardo ha destacado que el urbanismo "es un ámbito que se enfrenta a retos mundiales". Una de las principales preocupaciones, según el decano de los arquitectos murcianos, es el cambio climático, que "se puede abordar desde muchos puntos de vista, incluido el urbanismo", que "tiene una gran incidencia en los consumos de energía a nivel mundial".

Ha destacado el tema que está de especial actualidad desde 2016, cuando la ONU celebró la conferencia mundial de urbanismo Habitat III en Quito (Ecuador) y, a partir de ese encuentro, emergió la intención de elaborar una agenda urbana a nivel mundial.

Pardo ha indicado que esta agenda urbana "debe extenderse a todas las grandes regiones del planeta". Así, recuerda que Europa "fue pionera" e "hizo sus deberes" en base a un pacto firmado en Ámsterdam (Países Bajos) en 2016, en el que se establecía la Agenda Urbana Europea.

Ahora, remarca que cada país de la UE "debe hacer suyos esos retos y desarrollarlos". Ha indicado que el Gobierno de España lleva desde hace unos meses trabajando en este sentido de la mano de los arquitectos urbanistas españoles. De hecho, el propio Pardo tiene previsto mantener una reunión esta semana en Logroño con otros arquitectos y urbanistas del país para abordar esta agenda.

La meta, según Pardo, es que los asentamientos urbanos en España sean "inclusivos" para admitir las grandes migraciones que se están produciendo en todo el mundo y no discriminen a nadie; así como "seguros"; "sostenibles"; y "resilientes", es decir, capaces de aguantar los cambios.

A los arquitectos y urbanistas les preocupa el cambio climático; la inclusión social; y la accesibilidad para hacer ciudades que sean amables para todo tipo de personas con más o menos problemas de movilidad. Además, Pardo explica que está de actualidad el hecho de que las ciudades han sido planificadas por el hombre y que existe un urbanismo de género.

También les preocupa la economía circular; el 'big data' o las 'smart cities' y cómo las ciudades tienen que hacer uso de toda la tecnología digital y el análisis predictivo no sólo para el tráfico, sino para ordenar la vida en general.

Contador

Últimas noticias