6 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

El candidato del CDL a las Europeas afirma en Murcia que "nuestro modelo económico está desfasado"

MURCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato a las elecciones europeas por el Centro Democrático Liberal (CDL), Sean O'Curneen Cañas, acompañado por el presidente regional del partido, José Fernández Buendía, afirmó hoy que se presentan como partido porque "Europa necesita que España funcione", al tiempo que advirtió que "nuestro modelo económico está desfasado". "España rinde por debajo del enorme potencial que tiene y no sólo en el aspecto económico", apostilló.

O'Curneen hizo estas declaraciones en Murcia, en el transcurso de una rueda de prensa donde explicó que "el modelo económico español está desfasado y eso es algo que saben los dos partidos que han gobernado en los últimos 30 años, aunque no hayan hecho nada por cambiarlo". Por eso, argumentó, "España ha sido el primer país europeo en entrar en recesión y, probablemente, será el último en salir de ella".

El CDL propone, como solución para acabar con esta circunstancia, apostar por "una economía diversificada que no dependa de dos sectores como el turismo y la construcción", ya que, a juicio de O'Curneen, "depender de dos sectores no es saludable, y dos sectores que por naturaleza no son productivos, tampoco es saludable".

A su entender, "España necesita producir más, es decir, que las pymes, los autónomos, los científicos y los profesionales de la educación se conviertan en los auténticos protagonistas de la actividad económica y social de este país".

Sin embargo, para el cabeza de lista por el CDL existe otro problema más relacionado con el ámbito democrático. Y es que, alertó, "la democracia española se ha quedado estancada y para tener una democracia que funcione no basta con tener unas elecciones, con tener un gobierno o un parlamento, hacen faltan otros dos pilares que no funcionan bien en España: el del sistema judicial y la sociedad civil".

En cuanto al primer aspecto, O'Curneen subrayó que "la justicia permite que los conflictos entre ciudadanos se resuelvan de manera no violenta, pero para eso hace falta una justicia eficaz y sabemos desde hace tiempo que no funciona y que está colapsada; eso es porque los dos partidos grandes no han invertido en el sistema judicial de España".

Por lo que respecta a la sociedad civil, O'Curneen recalcó que "es imprescindible para que una democracia funcione, porque cuando tienes una sociedad civil dinámica y fuerte tienes una interacción entre los ciudadanos y los cargos electos, lo que les permite a ellos estar a la escucha de lo que ocurre en el calle y de las inquietudes de los ciudadanos".

"Pero es que, además, consigues automáticamente una supervisión por parte de los ciudadanos de la labor de esos cargos, con lo cual quien sienta la tentación de abusar del sistema lo tendrá mucho más difícil", añadió.

A estos obstáculos, unió "la existencia en España de un bipartidismo brutal y una manera de practicar la política que es destructiva para la democracia, porque no es constructiva y produce un altísimo nivel de desencanto en la población".

Por eso, aseguró O'Curneen, "buscan un partido de centro que entienda la política como un servicio al ciudadano, así como un partido que quiera desarrollar en España la cultura del rendimiento de cuentas, la cultura del compromiso con la democracia y la cultura de la iniciativa para que esta sociedad pueda desarrollarse aún más".

Esta es la primera ocasión en que el CDL se presenta a unas Elecciones Europeas, después de que la tercera fuerza política europea, los liberales demócratas europeos, que ocupan el centro político en la Unión Europea, decidieran por unanimidad que el partido de ámbito español que les representa fuera el CDL.

Esto que se traduce, según un comunicado del CDL, "en cifras de 100 diputados, cinco primeros ministros y nueve de los 27 comisarios de la Comisión Europea, lo que supone un tercio del total".