12 de julio de 2020
6 de enero de 2020

Cáritas pide que los Presupuestos de 2020 amplíen la cobertura de la Renta Mínima y un plan de apoyo a las familias

A pesar de que no aumenta el número de participantes, Cáritas constata que sí empeora la situación de las familias atendidas

MURCIA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Cáritas Diócesis de Cartagena, Juan Antonio Illán, ha mostrado su esperanza en que la nueva Ley de Servicios Sociales de la Comunidad vea la luz en 2020, y en que los Presupuestos para este nuevo año contemplen un plan específico de apoyo a las familias y adapten la regulación de la Renta Mínima "para llegar, por lo menos, a la gente que padece pobreza severa".

En una entrevista concedida a Europa Press, Illán ha reconocido que Cáritas está en proceso de elaboración de la memoria de 2019, por lo que no hay todavía datos oficiales, pero sí que constata una cierta estabilización en el número de personas atendidas, tal y como sucedía en los últimos años. "Incluso, en algunos servicios se observa un ligero descenso de usuarios", añade.

A pesar de que no aumenta el número de participantes, Cáritas constata que sí empeora la situación de las familias atendidas, porque las situaciones de pobreza y exclusión social no son neutras. "O sales de esta situación y mejoras, o te ves inmerso en una espiral negativa en la que se agolpan circunstancias cada vez más complicadas, cuando pasa el tiempo y la situación se mantiene: empieza a haber dificultades en la vivienda, en la salud o con los hijos", lamenta Illán.

De esta forma, se van sumando los factores de exclusión, y cuanto más alejada está una persona del mercado laboral, tiene "más difícil su reenganche". Precisamente, Cáritas presentó recientemente el informe FOESSA en la Región de Murcia, que constata que "hay un grupo de personas que se denomina población expulsada y que está en una situación de exclusión muy grave, tanto hoy como antes de la crisis".

Es decir, la etapa de mejora económica tras la crisis "no ha conseguido mejorar esta transmisión intergeneracional de la pobreza severa tan grave de la que hablamos" y que afecta a unas 109.000 personas. Para hacerle frente, ha reivindicado un plan específico de trabajo a las administraciones públicas.

En este sentido, ha valorado positivamente la propuesta de la vicepresidenta del Gobierno regional, Isabel Franco, que se comprometió a constituir la Comisión para abordar la realidad de la pobreza y la exclusión social en la Región de Murcia, cosa que ya ha cumplido al convocarla de urgencia.

Para leer más