Carlos Abad: "el contexto en la Región favorece la propagación del discurso de ultraderecha, residual hasta ahora"

Para hacerle frente, este politólogo apuesta porque la ciudadanía sea capaz de informarse "de manera crítica"

Carlos Abad: "el contexto en la Región favorece la propagación del discurso de ultraderecha, residual hasta ahora"
8 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MURCIA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El politólogo y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Ciencia Política y Sociología de la Región de Murcia, Carlos Abad Galán, ha reconocido que la ultraderecha murciana tenía, hasta el momento, un carácter "residual" en la sociedad. No obstante, ha advertido que el contexto socio-económico de la Comunidad Autónoma puede "favorecer la propagación de su discurso radical".

En una entrevista concedida a Europa Press, Abad ha remarcado que, a pesar de este carácter "residual" en la Región, la ultraderecha murciana ha protagonizado en los últimos tiempos "diversos episodios", algunos de ellos "violentos como es el caso de la celebración del Día del orgullo LGTBI del año 2017 o diversos altercados en las manifestaciones de protesta por el soterramiento del AVE frente a grupos de extrema izquierda".

En estos casos, Abad puntualiza que "no ha sido un partido político el que ha encabezado estos hechos, sino una asociación denominada Lo Nuestro vinculada a Hogar Social Madrid, la que ha participado en estos incidentes". A este respecto, este politólogo considera "significativo", que Lo Nuestro "ha felicitado en sus redes sociales a VOX por el resultado obtenido en las elecciones andaluzas".

Al ser preguntado por la repercusión que puede tener la ultraderecha en las próximas elecciones autonómicas en la Región, este politólogo ha puesto de relieve el contexto socio-económico murciano.

Atendiendo a este contexto, explica, "podemos observar que tanto en datos de desempleo, como la alta tasa de riesgo de pobreza, superior a la media nacional, no dan muchas razones para el optimismo". Respecto al nivel de la educación en la Región, según el Informe PISA elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Abad señala que la Región de Murcia, pese haber mejorado en el ranking, "obtiene un resultado por debajo de la media nacional".

"En suma, todos estos factores favorecen la propagación del discurso radical de derecha", ha ratificado.

EMERGENCIA DE LA EXTREMA DERECHA EN ESPAÑA

Al ser preguntado por el motivo del auge de la ultraderecha, que ha quedado de manifiesto en las últimas elecciones andaluzas, Abad ha remarcado que este tipo de movimientos "suelen crecer en momentos de crisis económica, en los que la población sufre los efectos del desempleo, la precariedad laboral, la escasez de recursos y en definitiva, la falta de oportunidades, sobre todo por parte de las clases sociales más desfavorecidas".

"Esta situación se está produciendo en la mayoría de las sociedades europeas actuales y es el caldo de cultivo idóneo para que se propague este tipo de planteamientos radicales", tal y como ha indicado Abad, quien explica que, si atendemos a cuáles son las razones de su éxito electoral, "tenemos que fijarnos en el discurso político que desarrollan este tipo de formaciones".

Teniendo en cuenta en contexto de crisis económica actual, estos partidos "centran su mensaje en una crítica permanente al sistema político general, a las élites económicas y a los poderes financieros", según Abad. De esta forma, "conectan con votantes cansados de la clase política tradicional, salpicada de casos de corrupción y alejada aparentemente de las necesidades de la población autóctona".

Estos argumentos, según este politólogo, "forman parte de lo que se conoce con las retórica anti-establishment y es común a todos los partidos populistas".

Abad advierte que "otro aspecto destacado de su discurso y que supone su elemento movilizador es el mostrar un rechazo a la población extranjera a través de un discurso xenófobo, en el que se culpabiliza a la inmigración de la degradación del mercado laboral, por su supuesta competencia desleal frente a los trabajadores nacionales, del colapso de los servicios públicos como la sanidad o la educación, debido a un uso fraudulento de los mismos o el deterioro de los barrios obreros tradicionales en las grandes ciudades".

Por tanto y para "enmascarar su mensaje xenófobo", Abad explica que este tipo de partidos "ensalzan los valores nacionales en un marco de reconquista de la verdadera patria, en favor de la población autóctona". De esta forma, explica que estos partidos "se erigen como supuestos defensores del pueblo nativo, frente a la agresión que supone todo lo externo". Para ello "se apoyan sus argumentos, en mensajes nostálgicos que tratan de rememorar episodios históricos gloriosos de la nación".

PARTICULARIDADES EN ESPAÑA

Al ser preguntado por las particularidades de este tipo de movimientos en España, este politólogo ha recordado que, hasta el momento, se consideraba como uno de los países "donde la ultraderecha no tenía una presencia política significativa".

"Se ha dicho en reiteradas ocasiones que nuestro país tenía una vacuna frente al populismo radical de derecha", tal y como ha destacado Abad. No obstante, ha aseverado que las elecciones en Andalucía "pueden suponer el inicio del cambio de una tendencia".

Las "principales razones" que han apoyado la inexistencia de la ultraderecha en la política española, según este politólogo, han sido "la relativa juventud de nuestro sistema político, que habría propiciado que aún no se produjera en la población, cierto hartazgo frente a la clase política".

Asimismo, Abad cita entre las razones que justificaban la inexistencia de este tipo de partidos "en la aplicación tardía de las políticas del estado de bienestar que se dieron en nuestro país en los años 90 y que han permitido salvaguardar la cohesión social".

Igualmente, explica que la ultraderecha española "no ha sabido, hasta ahora, establecer un discurso propio, alejado de los mensajes del régimen franquista y que se encontraba englobada como una facción minoritaria, dentro del Partido Popular".

LA RESPUESTA APROPIADA

Abad también se ha referido a la respuesta apropiada a los movimientos de ultraderecha. En términos generales, ha recomendado que la sociedad "debe mostrar su repulsa hacia este tipo de planteamientos políticos, puesto que, aunque en apariencia se presenten como los adalides de la población nacional y defensores a ultranza de nuestra cultura, en realidad, su discurso provoca discriminación social a través de la propagación en muchos casos, de mensajes de odio".

Al ser preguntado por la responsabilidad de los medios de comunicación en el auge de este tipo de movimientos, Abad ha admitido que, "evidentemente" se trata de un "agente socializador muy importante en la medida en que crean opinión en la sociedad".

"Lo importante aquí es que hagan su labor de manera objetiva, comunicando e informando de forma veraz a la opinión pública", según este politólogo.

Otra cuestión, añade, es lo que se observa en redes sociales e internet a través de los múltiples casos de 'fake news'. De esta manera, estima necesario que la ciudadanía "sea capaz de informarse de manera crítica", para lo cual considera necesario "un proceso de análisis al que internet no se presta, vista la inmediatez en la que se desenvuelve".

A su juicio, los medios de comunicación deben actuar "con responsabilidad y realizando su actividad informativa y comunicativa si cabe, de una manera más honesta y objetiva". En este sentido, cree necesario que los medios de comunicación "adopten una posición proactiva, para que la opinión pública tenga instrumentos para contrastar la noticia. Para que la ciudadanía sea libre, es necesario que esté informada", concluye.

Contador

Últimas noticias