26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 4 de junio de 2008

    Las carreteras de la Región registran 20 muertos menos en accidentes en lo que va de año con respecto a 2007

    La Guardia Civil realizará 10.000 controles de alcoholemia en 30 puntos de la Región

    MURCIA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Rafael González Tovar, aseguró hoy que en lo que va de año han habido 20 muertos menos en accidentes de tráfico en las carreteras de la Región con respecto al año anterior.

    González Tovar realizó estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada hoy para presentar la campaña de control de alcoholemia que se está llevando a cabo desde el pasado y que se prolongará hasta el día 15 bajo el título 'Tengas la edad que tengas, conduce con cero de alcohol. El riesgo también va contigo'.

    Al encuentro informativo también acudió el director provincial de Tráfico, Francisco Jiménez y el presidente y la secretaria de la Asociación de Lesionados Medulares (Aspaym), José Gracia y María del Mar Martínez, respectivamente.

    Así, con esta campaña se llevarán a cabo 10.000 controles de alcoholemia en 30 puntos de la Región, que el subsector de Tráfico de la Guardia Civil irá cambiando alternativamente, y que se realizarán en horas nocturnas y por las tardes para disuadir de la ingesta de alcohol en las comidas.

    "Con esta campaña se pretende incidir sobre este factor de riesgo que origina entre el 30 y 50 por ciento del total de muertos en accidentes de circulación. De hecho, sabemos que de haberse cumplido la norma, se podrían haber evitado la muerte de 40 personas en la Región de Murcia durante el pasado año", afirmó el delegado.

    En este sentido, destacó la colaboración en esta campaña de 17 Ayuntamientos de la Región, que realizarán más controles en vías urbanas: Murcia, Cartagena, Lorca, Mazarrón, Alguazas, Beniel, La Unión, San Javier, San Pedro del Pinatar, Bullas, Totana, Aguilas, Calasparra, Yecla, Alcantarilla, Los Alcázares y Molina de Segura.

    Igualmente, expresó su agradecimiento a Aspaym, formada por personas accidentadas en su mayoría en accidentes de tráfico, que por segundo año consecutivo va a colaborar en la campaña, con la participación de 10 voluntarios que estarán presentes en diversos controles de la Guardia Civil para repartir información sobre seguridad vial e intentar concienciar de los riesgos de la conducción.

    Además, destacó que el Gobierno de España está haciendo un "gran esfuerzo" por reducir los accidentes de tráfico, por lo que recordó que en 2007 el número de controles realizados por la Guardia Civil fueron 7.241 --3.500 más que en 2006--, en lo que 91 dieron positivo, lo que representa un 1,26 por ciento, casi medio punto menos que el año anterior.

    UN 74% MENOS DE JÓVENES FALLECIDOS.

    Por su parte, el director provincial de Tráfico, Francisco Jiménez, explicó que ha habido una reducción del 74 por ciento de jóvenes fallecidos en accidentes de tráfico, ya que en los cinco primeros meses de 2007 hubo 14 jóvenes de menos de 20 años fallecidos, mientras que en lo que va de año han fallecido tres jóvenes.

    Igualmente, apuntó que se han reducido "drásticamente" los accidentes en fines de semana, registrando un descenso del 46 por ciento, y añadió al año han sido denunciadas 1.800 personas en al Región por superar la tasa de alcohol permitida.

    Asimismo, informó que en 2007 se retiraron en la Región unos 20.000 puntos del carné, se instruyeron 1.300 sanciones firmes desde la entrada en vigor de la nueva legislación en diciembre de 2007. "Se realizan 42 diligencias mensuales por superar las tasas de alcohol", añadió.

    A renglón seguido, apuntó que se ha dotado a los ayuntamientos de unos aparatos de medición de alcohol portátiles, que utilizarán los guardias civiles encargados de la seguridad ciudadana en los municipio, por lo que, según dijo, habrá controles en todas las carreteras de la Región. "La única tasa de alcohol permitida es cero", sentenció.

    INFRACCIÓN MUY GRAVE.

    Por otra parte, Jiménez recordó que en el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las establecidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

    También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica. Para estas infracciones muy graves la Ley prevé la sanción de multa de 300 a 600 euros, imponiéndose además, en todo caso, la suspensión del permiso para conducir por un periodo de hasta tres meses.

    El sistema de permiso para conducir por puntos fija penas que pueden ir desde prisión de tres a seis meses, multa de seis a 12 meses, trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años. Además, la negativa a someterse a las pruebas puede acarrear prisión de seis meses a un año y privación del derecho de conducir de uno a cuatro años.