17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 10 de agosto de 2019

    Cerca de 5.500 personas han visitado el centro de tratamiento de residuos de Cañada Hermosa en el curso 2018/2019

    Cerca de 5.500 personas han visitado el centro de tratamiento de residuos de Cañada Hermosa en el curso 2018/2019
    El centro de tratamiento situado en la pedanía murciana de Cañada Hermosa, a unos 18 kilómetros de Murcia, recibe a los participantes de esta actividad en una antigua almazara rehabilitada como aula medioambiental. La visita la realizan en un 'trenecito'.AYUNTAMIENTO DE MURCIA

    MURCIA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El centro de tratamiento de residuos situado en la pedanía murciana de Cañada Hermosa ha recibido durante el curso escolar 2018-2019, un total de 4.453 alumnos de 108 colegios del municipio de Murcia para conocer 'in situ' el proceso aplicado a los residuos. Esta instalación ha sido visitada también en este periodo por más de 1.000 personas pertenecientes a diferentes colectivos.

    La concejala de Movilidad Sostenible y Juventud, Rebeca Pérez, ha indicado que "en estas instalaciones se tratan todos los residuos recibidos aplicando procesos para su reducción, reutilización, reciclaje, eliminación y valorización de los mismos con avanzada tecnología".

    El centro abre sus puertas no sólo a los centros escolares, sino a todos los perfiles de la sociedad, para implicar a la ciudadanía hacia una participación activa en el tratamiento y reciclaje de los residuos.

    Pérez ha explicado que "la visualización en tiempo real de todo el proceso, desde que el camión descarga en el foso, hasta los procesos de clasificación y finalmente la visión de las balas con cada material ya clasificado, preparados para su transporte a las distintas fábricas de reciclaje, impacta positivamente en el alumnado y otros colectivos que la visitan comprobando así que la separación previa en casa o en la escuela es importante".

    Esta campaña de puertas abiertas que año tras año desarrollan el Ayuntamiento de Murcia y Ferrovial Servicios acerca la realidad de los residuos para comprender así la gestión que se realiza en la minimización del problema que hoy día producen los deshechos, así como para verificar la magnitud y el volumen de los residuos que se generan, y los esfuerzos que se realizan para disminuir sus impactos.

    El centro de tratamiento situado en la pedanía murciana de Cañada Hermosa, a unos 18 kilómetros de Murcia, recibe a los participantes de esta actividad en una antigua almazara rehabilitada como aula medioambiental.

    También dentro de la propia instalación, una pasarela con enormes cristaleras construida para la realización de visitas en grupo a las instalaciones, permite, de forma segura, conocer de cerca la gestión concreta que se realiza, las funciones, los compromisos y los objetivos de la planta.

    De esta forma, la propia planta se convierte en un centro de educación ambiental que ayuda a adoptar conceptos, actitudes y procesos relacionados con los deshechos. Además, la visita consigue también cambiar el punto de vista que se tiene sobre las basuras, tanto por el trabajo que se realiza para recuperar la materia prima, como por el volumen real que ocupan.

    La concejala ha apuntado que "aprender a conocer nuestros residuos, de dónde vienen, materias primas que lo forman y los posibles usos que puedan tener una vez reciclados es fundamental para conseguir crear un verdadero hábito que cambie la tendencia de usar y tirar, para valorar mejor lo que tenemos, aprender a ser consumidores responsables y practicar las erres de los Residuos: Repensar, Reflexionar, Reducir, Reparar, Reutilizar y Reciclar que nos acercan en los hábitos de nuestra vida diaria a la pautas marcadas por la Economía Circular, donde prima el lema convertir en recursos nuestros residuos".

    La primera parte de esta vista se realiza en la Almazara, convertida en aula medioambiental, aprovechando los elementos que de este antiguo oficio relacionada con el aceite allí se realizaba. Tras las preguntas previas para conocer al grupo y sus conocimientos, hábitos, relacionados con los residuos se realiza una explicación general de conceptos básicos sobre los deshechos que tiramos diariamente, la gestión, tratamiento, así como la necesidad de colaboración de todas las personas.

    Antes de la visita se incide en la importancia de los residuos: de dónde viene las cosas que se compran (materias primas, agua, energía), qué se necesita para producirla, o dónde van a parar aquellas cosas que al final se desechan. Esta charla es fundamental para poder entender todo el tratamiento y tecnología que diariamente se aplica a nuestros desechos, así como el nuevo concepto de Economía Circular.

    Tras la charla comienza el recorrido guiado en 'El tren de los residuos' por las distintas instalaciones que componen este centro de tratamiento.

    o Planta de Tratamiento de RSU y Envases.

    o Depósito seguro del rechazo.

    o Planta de Biogás

    o Planta de compostaje.

    o Planta de secado de lodo.

    o Planta de biometanización de residuos agrícolas

    o Planta de VFU y RAAE

    A través de este recorrido se comprueban los distintos tratamientos aplicados a más de 15 tipos de residuos que en esta instalación se tratan y se visualiza la utilización de energías renovables tanto la solar en el secado de lodos como la obtenida con el biogás, resultante de los rechazos guardados en el depósito seguro utilizado para la producción de energía eléctrica en la planta de biogás.

    La parada más importante se realiza en la planta de tratamiento del contendor de resto y de envases para ver desde la descarga del camión, pulpo grúa que introduce los deshechos al tratamiento, tromel, hasta la salida de residuos, bien a los compactadores para su descarga en el depósito segura o bien, en el caso de envases el acopio de balas de las diferentes fracciones obtenidas del contenedor amarillo. PET PEAD, Brick, latas o bolsas.

    Esta imagen del proceso es la que más llama la atención del visitante. Las balas de residuos de envases preparadas para su transporte a fábricas de reciclaje, clasificadas según su composición.