28 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Cerdá manifiesta su preocupación por la "falta de soluciones al déficit hídrico que sufre la Región de Murcia"

MURCIA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, evaluó hoy el año hidrológico 2005-2006 que termina, y manifestó su preocupación por la "falta de soluciones al déficit hídrico que sufre la Región" a la vez que lamentó que "haya sido el más grave para la agricultura murciana", ya que, "hemos sufrido durante este periodo cinco trasvases cero que han conducido a la agricultura de esta Región a una crisis sin precedentes en toda su historia", indicó.

En este último periodo hidrológico, "sólo se han trasvasado 38 hectómetros cúbicos en dos riegos de socorro", una cantidad que consideró "insuficiente para seguir liderando los puestos de la agricultura más vanguardista y que contrasta con los 340 hectómetros cúbicos de media que se trasvasó en la última década" según fuentes de la secretaría general de la Presidencia y Relaciones Externas.

Así, el consejero criticó que "mientras que la Región de Murcia sufre la peor sequía de los últimos años, el Ebro ha arrojado al mar 6.300 hectómetros cúbicos de agua, equivalentes a 14 trasvases como el contemplado en el PHN".

"Estamos volviendo a una situación propia del siglo XIX", matizó Cerdá, por lo que "tendremos que seguir implorando al cielo para que nos llegue el agua que permita a nuestra agricultura seguir siendo la más competitiva de Europa", indicó en referencia a las declaraciones realizadas ayer por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en las que aseguraba que habrá que esperar si durante octubre llueve lo esperado para un nuevo trasvase.

En este sentido, explicó que "la agricultura supone uno de los principales motores del desarrollo económico para nuestra Región al ser una agricultura vanguardista y competitiva, que exporta el 70 por ciento de las hortalizas y el 34 por ciento de las frutas que producimos, lo que supone entre el 27 y el 12 por ciento respectivamente del conjunto del país, cuyas rentas las obtiene del mercado, no de subvenciones y que alimenta una importante industria agroalimentaria que tiene más de 20 mil empleos".

Cerdá aseguró que "tenemos la peor sequía y un Gobierno que no ha hecho ni hace las infraestructuras necesarias para resolver los problemas del déficit hídrico, con una política de parches, de improvisación y sin ninguna planificación".

"Nos han quitado el trasvase, el agua y por tanto, nos conducen a la desaparición de uno de los principales motores de nuestra economía", afirmó en referencia a la agricultura.

Así, Cerdá señaló que "no se puede castigar a la Región, a su industria agroalimentaria, productiva y competitiva de la que dependen más de setenta mil familias que hoy, más que nunca, ven con preocupación su futuro".

Igualmente, explicó que la "política de parches" del Gobierno socialista en materia de agua "ha puesto en peligro la masa arbórea de la Región y nos conduce a la desertificación, puesto que hay 140.000 hectáreas verdes en peligro".

SOLUCIONES AL DÉFICIT HÍDRICO.

Ante la situación de sequía que padece la Región de Murcia, y analizando el balance de este año hidrológico que hoy termina, Cerdá instó al Gobierno socialista a "recapacitar y pensar que tenemos una situación que no es nueva y que en la Región se repite con mucha frecuencia".

Así, advirtió que "hay que estar preparado para ella y la única manera es haciendo infraestructuras que es lo que este Gobierno del señor Zapatero no ha hecho".

"Para el Gobierno central, la solución al déficit hídrico del levante español son las desaladoras, algo que es una medida complementaria, pero se necesita el trasvase para garantizar la agricultura, ya que, el coste del agua desalada no es asumible para los regantes", apostilló Cerdá.

Por tanto, indicó que "es el PSOE quien se empeña en que la solución de nuestra agricultura sea la desalación por lo que están condenando a la desaparición al campo y a la agricultura murciana".

"El trasvase del Ebro, derogado por el Gobierno socialista, suponía la solución definitiva a los problemas de escasez de agua del campo murciano", recordó Cerdá.

Asimismo, aseguró que "los socialistas de la Región, con su voto en contra al trasvase del Ebro, traicionaron a todos los murcianos en una nueva muestra más de sumisión a los intereses de su partido y de desprecio por el futuro de Murcia y su agricultura".

El consejero de Agricultura y Agua respaldó el trasvase del Ebro como "solución definitiva al déficit estructural que sufre la cuenca del Segura". "En España hay agua para todos y desde la derogación del trasvase del Ebro, que contaba con un amplísimo respaldo del consejo Nacional del Agua, se ha privado esta Región de una herramienta fundamental de desarrollo", añadió.

APROVECHAMIENTO DE AGUA.

El consejero de Agricultura y Agua destacó que "los murcianos hacen un excelente aprovechamiento del agua, al ser la Región líder en la aplicación de los últimos avances en depuración de aguas, ahorro y reutilización de recursos hídricos, lo que permite depurar y reutilizar 107 hectómetros cúbicos de aguas residuales al año, el 25 por ciento del total nacional".

Por último, Cerdá criticó que "ante la grave situación que vive el campo murciano, el Gobierno socialista continúa con su política de parches en los envíos de agua para abastecimiento, y pone en cuestión una infraestructura como el trasvase Tajo-Segura, vital para nuestra agricultura".