15 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Cerdá subraya que 98% de población urbana está conectada a una depuradora y 95% de empresas depuran sus residuos

CARTAGENA (MURCIA), 19 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, subrayó hoy que el 98 por ciento de la población urbana está conectada a una depuradora y el 95 por ciento de las empresas depuran sus residuos, gracias a una inversión que en los últimos años suma 600 millones de euros y a la gestión que ha supuesto la creación de la Entidad de Saneamiento de la Región de Murcia (Esamur).

Cerdá explicó, a lo largo de su balance del plan de saneamiento y depuración de aguas durante los últimos diez años, en la Asamblea Regional, que considera "cumplidos los objetivos que se propuso el Gobierno regional y que sólo iguala Melilla" en el conjunto nacional.

"El Río Segura es el menos contaminado de España, porque está en menos de tres miligramos por litro en cualquier sustancia mensurable", presumió Cerdá respecto al principal caudal fluvial de la Región, para añadir que "el cien por cien de las aguas depuradas se reutilizan".

Asimismo lanzó una advertencia a otras regiones para que "reclamen acuíferos cuando cumplan de la misma forma en depuración y reutilización. "En el Tajo, sólo el 1 por ciento de las aguas residuales se reutilizan, y en el Ebro apenas se llega al 5,59 por ciento", indicó.

Mientras el diputado socialista, Antonio Gil, lamentó, pese a la gran inversión realizada, "el plan de depuración previera un crecimiento poblacional demasiado modesto, lo cual supone un déficit de 300.000 habitantes a estas alturas",

Gil consideró "coherente" la gestión de la Entidad de Saneamiento de la Región de Murcia (Esamur) en la administración del canon de saneamiento, que es "uno de los impuestos con menor contestación pública" por parte de los ciudadanos "en un ejemplo de madurez ciudadana"; además quiso saber cómo va la ejecución del plan de depuración de aguas para llegar a un vertido cero en el Mar Menor.

El estado del Mar Menor también llamó la atención de José Antonio Pujante, quien lamentó que "cada verano este mar interior se ve afectado por filtraciones desde redes de depuración y por vertidos salinos".

Asimismo, Pujante echó de menos que el plan de saneamiento hubiera incluido un "programa de tratamiento de lodos" y se preguntó "por qué se cobra el canon de saneamiento a ciudadanos residentes en zonas sin alcantarillado".

Por su parte, el diputado regional del PP, Manuel Marcos Sánchez, inició su intervención en la reivindicación de las transferencias de agua de otras cuencas para complementar la derivada de la depuración.

"La apuesta por conseguir aportes de otras cuencas se formalizó en la aprobación del PHN, posteriormente derogado por el PSOE, y la defensa a ultranza del mantenimiento del trasvase Tajo-Segura, que otros se empeñan en que desaparezca", apuntó Sánchez.

Esta petición tiene apoyo además, añadió, en "la modernización del 85 por ciento de los regadíos, con el consiguiente ahorro de agua" y en la tasa de depuración de aguas.