28 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

La CHS investiga las infracciones en que pudo incurrir un funcionario que llamó a Huermur "gestapo medioambiental"

Urrea reconoce que "deben mejorarse sustancialmente los temas relativos a la transparencia"

MURCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha iniciado una investigación a raíz de una queja presentada por la asociación Huermur ante las "expresiones vertidas" sobre ésta por un funcionario en un escrito de la Comisaría de Aguas, informaron fuentes del organismo público en un comunicado.

Según denunció este martes Huermur, en dicho escrito el funcionario calificó al colectivo conservacionista de "comisario-político o gestapo medioambiental", en respuesta a una petición de información sobre los proyectos del Ayuntamiento de Murcia en el marco del proyecto 'Murcia Río'.

El pasado 14 de septiembre, la asociación presentó una queja formal ante la CHS como consecuencia de lo que consideraba una falta de respeto. Además, envió una carta dirigida a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el fin de informarle sobre los hechos y reclamar una auditoría a la Confederación.

En la misiva, Huermur solicitaba a Ribera amparo ante la actitud de "preocupante deriva" y los "obstáculos constantes" que, a su juicio, mantenía la CHS en los aspectos relacionados con la participación de la asociación en asuntos medioambientales de la cuenca del Segura.

La CHS ha informado de que ha iniciado la tramitación de la queja, "recabando cuantos informes se consideren pertinentes para dar una respuesta adecuada a lo solicitado por Huermur, por parte de la Comisaría de Aguas".

En lo que se refiere a los comentarios del funcionario, la Confederación ha avanzado que se pondrán en conocimiento de la Inspección de los Servicios del Ministerio de Transición Ecológica, unidad competente en la materia.

El presidente de la CHS, Mario Urrea, ha trasladado a la sociedad "el compromiso del equipo directivo" del organismo de cuenca para "mejorar las relaciones con los administrados, siendo consciente de que deben mejorarse sustancialmente los temas relativos a la transparencia en la información".

Asimismo, Urrea ha considerado "inaceptables" los términos de las opiniones particulares incluidas en el informe oficial objeto de la queja, en el que "únicamente debería constar la información en cada caso solicitada y que conste en la documentación constitutiva del expediente".

Esto último se le ha trasladado a los Jefes de Unidad para que "incidentes de la naturaleza del que ahora nos ocupa no vuelvan a producirse" en lo sucesivo.

"No podemos olvidar que el fin último del servicio público que realizamos en nuestros ámbitos competenciales son dar adecuada respuesta a los ciudadanos, usuarios y propietarios del dominio público hidráulico cuyo control y protección tenemos encomendado", han dicho desde la CHS.