14 de agosto de 2020
16 de julio de 2020

La Comunidad aprueba multas de hasta 600.000 euros por incumplir las normas de prevención frente al COVID

Advierte el incumplimiento de cuarentenas impide cerrar brotes como el de Bolivia, en el que investiga un posible contagio relacionado con ocio nocturno

La Comunidad aprueba multas de hasta 600.000 euros por incumplir las normas de prevención frente al COVID
El consejero de Salud, Manuel Villegas, en la rueda de prensa - GOBIERNO REGIONAL

MURCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno murciano ha aprobado este jueves el Decreto Ley que establece el régimen sancionador para afrontar el incumplimiento de las disposiciones dictadas para paliar los efectos de la COVID-19, que recoge multas que oscilan entre los 100 euros en los casos más leves hasta los 600.000 euros para las infracciones muy graves.

Así lo ha hecho saber el consejero de Salud, Manuel Villegas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ha aprobado este Decreto Ley que tiene por objeto "adoptar medidas que permitan a la Administración afrontar con celeridad y eficacia la resolución de los procedimientos sancionadores que se incoen por incumplimiento de las disposiciones vigentes dictadas para paliar la pandemia".

FALTAS LEVES, GRAVES Y MUY GRAVES

Esta resolución clasifica las faltas en leves, graves y muy graves, en función de la conducta y la exposición al riesgo sanitario que conlleve.

Así, dentro de las infracciones leves, sancionadas con multas de 100 euros hasta un máximo de 3.000, se prevé desde el no uso o uso incorrecto de la mascarilla, en cuyo caso la multa será siempre de 100 euros; y el incumplimiento de información de aforos, distancia social y uso de mascarillas por los locales públicos.

También se considera leve el incumplimiento de las medidas de higiene y generales, cuando éste no suponga riesgo de contagio o afecte a menos de 15 personas, hasta el incumplimiento de la medida cautelar de aislamiento acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en covid-19, pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.

En las infracciones graves se incluye el incumplimiento de las medidas de higiene y prevención establecidas para cualquier tipo de establecimiento o actividad, en espacios o locales, públicos o privados; no respetar los límites de aforo o del número máximo de personas permitido a los establecimientos o en las actividades; y el incumplimiento de la elaboración de planes de contingencia.

También se considera grave la organización de reuniones o fiestas en las que se produzcan aglomeraciones que dificulten adoptar las medidas sanitarias de prevención, o el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o del confinamiento decretado. Estos casos de infracción grave serán sancionados con una multa que oscilará entre los 3.001 euros y los 60.000 como cuantía máxima.

Por último, y dentro de las infracciones muy graves, sancionadas con multas que pueden alcanzar los 600.000 euros, se tipifican conductas que incumplan las medidas generales cuando este comportamiento pueda suponer un riesgo de contagio a más de 100 personas, y la realización de actividades que hayan sido expresamente suspendidas y el reiterado deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria.

EL PRINCIPAL PROBLEMA, LAS CUARENTENAS

Villegas ha señalado que lo que más preocupa a la Consejería es que la gente "no está guardando la cuarentena o el aislamiento". De hecho, ha achacado a este motivo que esté costando tanto trabajo cerrar el brote relacionado con un vuelo procedente de Bolivia.

A este respecto, el consejero ha puntualizado que una persona que ha mantenido contacto estrecho con un caso positivo y no cumpla la cuarentena está tipificado como una falta, en principio, leve; mientras que el hecho de que un afectado con PCR positiva que salga a la calle incumpliendo el aislamiento supondría una falta grave.

La diferencia entre falta grave o muy grave, según Villegas, varía en función del riesgo que supone. Así, cuando se pone en riesgo a más de cien personas supone una falta muy grave. "Lo importante es que todas nuestras policías e inspectores van a estar alerta para cuando se incumpla alguna norma, y la encargada de sancionar será la Dirección General de Salud Pública, que será la que instruya todo el procedimiento", ha manifestado.

Ha señalado que los médicos de familia son los que controlan las cuarentenas y están llamando diariamente a los que tienen que guardar este aislamiento. "El problema se genera cuando esa persona que tiene que estar en cuarentena no está en su domicilio: se le llama varias veces y, si no está en casa, se pone en conocimiento de la Delegación del Gobierno, que manda a la Policía".

Con el nuevo decreto, la Consejería tiene capacidad para sancionar este tipo de conductas, ha celebrado Villegas, quien ha señalado que el ocio nocturno "parece estar relacionado" con la expansión del brote vinculado con un vuelo de Bolivia. "Parece que había relación entre las personas afectadas antes de entrar en ese local de ocio nocturno, y hasta que no lo tengamos claro no vamos a decir nada", ha puntualizado.

Al ser preguntado por si la Comunidad tiene facultad jurídica para ordenar el confinamiento, Villegas ha afirmado que la Consejería lo está haciendo, por ejemplo, en el caso de las pateras, y, posteriormente, lo pone en conocimiento de la Justicia para que un magistrado "dé conformidad".

Así, cuando llega una patera con algún positivo, el listado de personas se comunica a la Delegación del Gobierno para que vigile la cuarentena, y se da conocimiento al juez. "De momento, el juez ha refrendado lo que hemos dicho", según Villegas, quien ha admitido que hay ciertas dudas sobre la aplicación de este tipo de medidas a nivel nacional, como ha sucedido en Cataluña.

"Tenemos que justificarlo bien, que es lo que nos dice el ministro, y hacerlo de acuerdo a la magnitud del riesgo", según Villegas, quien afirma que hay que aplicar la medida "de forma proporcional".

En cuanto a las multas, Villegas ha señalado que la Comunidad "no se ha inventado nada" porque las sanciones por faltas muy graves en salud pública "tienen esa cuantía". Con todo, sostiene que "lo lógico sería que una misma sanción en cualquier punto de España tuviera el mismo castigo".

No obstante, el Gobierno murciano ha tomado medidas sin esperar a que el Ministerio de Sanidad "tome cartas en el asunto" porque "no nos podemos quedar impasibles ante esta situación, ya que ahora mismo hay dificultades para mantener las cuarentenas y necesitamos un sistema ágil". Si posteriormente el Gobierno central decide impulsar otras sanciones, ha anunciado que el Gobierno murciano "acatará" la decisión y adaptará su norma.

En cuanto a los responsables de promover las sanciones, ha señalado que son "todas las policías" y los inspectores de la Consejería de Salud, que tienen capacidad sancionadora y la ley les permite entrar en un local, comprobar si se cumplen las medidas establecidas.

CINCO BROTES ACTIVOS

La Región mantiene cinco brotes activos, siendo el más importante el relacionado con un vuelo procedente de Bolivia con 67 afectados. Asimismo, hay dos brotes familiares en Cartagena y Murcia, con tres casos cada uno y apunto de cerrarse. Igualmente, hay un cuarto brote con tres afectados cuyo origen es una patera que llegó el pasado fin de semana y que cree que se cerrará a lo largo de la semana que viene. El quinto brote es nuevo, con tres personas en Murcia cuyo origen es "probablemente laboral".

Villegas ha señalado que hay algunos brotes que no tienen relación con el vuelo de Bolivia y no se sabe cómo se ha contagiado la familia. Por lo tanto, admite que hay transmisión comunitaria, aunque es "muy poquita y la estamos controlando".

Al ser preguntado por una posible celebración del ascenso del F.C. Cartagena, el consejero ha señalado que el Ayuntamiento está desarrollando un plan específico para proteger a la población. "A ver si por estar contentos unas horas vamos a poner en riesgo a toda la población", lamenta Villegas, quien pide tener "un poco de cabeza" y apuesta por hacer las celebraciones "en familia".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Murcia