7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 28 de junio de 2010

    Cortan al tráfico dos kilómetros de la carretera Lorca-Mazarrón para agilizar la eliminación de dos puntos negros

    MURCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El director general de Carreteras de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Guijarro, ha informado que hoy "se procederá al corte de la carretera que conecta Lorca y Mazarrón (RM-D4), en el tramo de dos kilómetros comprendido entre las pedanías de Morata y La Atalaya, para agilizar la ejecución de las obras de supresión de dos puntos negros".

    Guijarro indicó que el corte se producirá "entre los puntos kilométricos 12,2 y 14,2" y añadió que "se ha habilitado un desvío alternativo entre las poblaciones de Morata y Leiva por la carretera RM-D5 y hasta la RM-332. Así, se garantiza la circulación en condiciones de total seguridad".

    Está previsto que el tramo se abra de nuevo al tráfico a mediados del próximo mes de octubre, según informaron fuentes del Gobierno regional.

    Las obras se iniciaron la semana pasada y suponen la segunda fase de un proyecto que comprende tres actuaciones y que acabará con un total de siete puntos negros en la carretera Lorca-Mazarrón.

    Estas obras cuentan con una inversión de 796.475 euros e incluyen la mejora del trazado con el acondicionamiento de las curvas de radio reducido y el ensanche de la plataforma hasta los diez metros de anchura, lo que permitirá una circulación máxima de 80 kilómetros por hora. Además, se llevará a cabo la adecuación de los accesos a esta carretera desde las fincas colindantes.

    Asimismo, se reforzará el firme y se instalarán nuevas señalizaciones, tanto verticales como horizontales, así como al correspondiente balizamiento. También se mejorará el sistema de drenaje en todo el tramo.

    El pasado mes de marzo concluyeron los trabajos correspondientes a la primera fase de este proyecto, entre los kilómetros 3,5 y 9,2 de la mencionada carretera.

    Mediante esta obra se eliminaron dos tramos de concentración de accidentes, "lo que ha supuesto una importante mejora de la seguridad vial para los miles de conductores que la transitan diariamente", apuntó Guijarro.

    Por último, el director general adelantó que la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio "iniciará en los próximos meses la contratación de la tercera y última fase del proyecto, que se llevará a cabo entre los kilómetros 9,2 y 12,2".