15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 25 de septiembre de 2019

    Crece un 86% las personas alojadas con ayuda pública y baja un tercio en número de las que duermen en la calle

    Crece un 86% las personas alojadas con ayuda pública y baja un tercio en número de las que duermen en la calle
    Presentación del Estudio sobre Exclusión Residencial en CartagenaAYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

    CARTAGENA (MURCIA), 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El número de personas que duerme en la calle en Cartagena ha descendido un tercio (de 33 a 23) y las personas alojadas en recursos residenciales de Cartagena ha crecido un 86% (de 114 a 213) desde 2016, según el II Estudio sobre Exclusión Residencial en Cartagena, que ha elaborado un equipo dirigido por el profesor Manuel Hernández Pedreño y que han presentado esta mañana el investigador y la vicealcaldesa y responsable de Servicios Sociales, Noelia Arroyo.

    La presentación de los resultados del estudio, también, ha contado con la presencia del segundo teniente de alcalde, Manuel Padín, la concejala delegada de Servicios Sociales, Mercedes García, la presidenta de la EAPN-RM, Rosa Cano, los concejales de la corporación municipal, Enrique Pérez, Arantxa Pérez, Gonzalo Abad y Aurelia García y varias asociaciones de Cartagena.

    El estudio, es fruto de la colaboración entre el Observatorio de la Exclusión Social de la Universidad de Murcia (OES), el Ayuntamiento de Cartagena y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de la Región de Murcia (EAPN-RM), y ha contado con la colaboración de 10 entidades sociales que trabajan contra la exclusión social.

    Los resultados de la investigación reflejan que el número de personas alojadas en viviendas inseguras o inadecuadas también se ha reducido en una cuarta parte, pasando de 464 a 343; mientras que también se ha reducido en más de la mitad el número de personas que están más de cinco años en exclusión residencial.

    La vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, ha recordado que la Concejalía de Servicios Sociales trabaja desde el SAVI (Servicio de Asistencia de Vivienda e Intermediación), para "gestionar alojamiento a personas con necesidades, mediar ante entidades bancarias para evitar desahucios y para mejorar la calidad de las viviendas".

    El SAVI cuenta con respaldo de numerosas organizaciones sociales, de instituciones públicas, incluso, de entidades bancarias, que participan en la Mesa de la Vivienda y en los tres grupos de Trabajo que la integran. Desde ellos, se diseñan estrategias para mejorar la información a demandantes de alojamiento, ampliar los recursos a su disposición, mediar ante desahucio y para establecer mejores fórmulas de gestión y de organización.

    La presidenta EAPN-RM, Rosa Cano, ha explicado que este estudio "aporta conocimientos científicos a partir del cual podemos establecer de manera objetiva los diagnósticos que nos van a servir de base para planificar las políticas sociales y sobretodo avanzando en las estrategias y planes locales para la inclusión y la lucha contra la pobreza". Además, ha señalado que hay que centrarse en la exclusión residencial para "establecer el marco para la creación de las futuras políticas de vivienda y la planificación urbana de las ciudades".

    Este estudio también aporta los siguientes resultados sobre la exclusión residencial en Cartagena:

    Con respecto a la situación social por ámbitos, se observa una mejoría en los niveles educativos y de ingresos de la población en exclusión residencial, ya que disminuyen los porcentajes correspondientes a las personas sin estudios (28,1% a 26,3%) y sin ingresos (17,3% a 13,8%), incrementándose el ingreso medio mensual de 270,8 euros a 342 euros.

    Esta mejora descansa, por un parte, en una disminución del porcentaje de parados (62,5% a 57,1%) y un mayor peso de la actividad laboral de tipo irregular (8,7% a 15,6%), y por otra parte, en un incremento de la ayuda económica canalizada a través de la administración local y entidades sociales respecto a 2016.

    También algunos indicadores de salud mejoran, como la prevalencia del consumo diario de tabaco, aunque otros prácticamente se mantienen, como en el caso del consumo diario del alcohol o la incidencia de la enfermedad mental, dado que apenas registran un descenso de poco más de un punto porcentual.

    Este estudio también refleja que la incorporación de personas extranjeras solicitantes de asilo, protección internacional o en acogida humanitaria, ha hecho que aumente el número de personas sin vivienda o en centros/pisos de apoyo, elevando la presencia de mujeres y mejorando los niveles educativos y de salud de esta categoría.

    El profesor y director del OES, Manuel Hernández, ha concluido destacando la labor que está realizando el Ayuntamiento y las entidades sociales en la lucha contra la exclusión residencial y reivindicado "mayor colaboración de las administraciones regionales y estatales".

    ESTUDIO

    El municipio de Cartagena realiza su primer estudio sobre exclusión residencial en 2016, el cual se realiza de nuevo en 2018 con el fin de conocer la evolución de esta realidad social.

    El estudio se ha realizado tomando como referencia las noches del 22 y 24 de noviembre de 2016 y 2018, respectivamente, entrevistando a 611 y 578 personas en exclusión residencial.

    El trabajo de campo se realizó en cuatro contextos diferenciados: zonas donde suelen pernoctar las personas sin domicilio; espacios donde se ubican los asentamientos de infraviviendas; recursos de alojamiento y apoyo residencial; entidades que ofrecen otros recursos: centros de estancia diurna, comedores sociales, repartos de comida y servicios de asesoramiento relacionados con la vivienda de la ciudad.

    Para leer más