7 de abril de 2020
2 de abril de 2008

Cultura restaura documentos de ocho municipios de la Región datados entre el siglo XIII y el XX

MURCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Cultura, Juventud y Deportes, Pedro Alberto Cruz, hizo entrega hoy de los documentos restaurados por el Laboratorio de Restauración de Papel dependiente de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas. Se trata de documentos de los siglos XIII, XIV, XV, XVI y dos planos de gran formato del siglo XX, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado de prensa.

Cruz destacó la labor que está realizando el Laboratorio de Restauración de Papel, inaugurado en julio del pasado año, en la recuperación del patrimonio bibliográfico de la Región.

En este sentido, el titular de Cultura del Gobierno murciano señaló que esta "es una faceta poco conocida de recuperación del patrimonio frente a la restauración de los bienes muebles e inmuebles, pero se trata sin duda una forma sumamente eficaz de reencontrarnos con nuestra historia"

"La restauración del papel en la Región es muy importante por los factores ambientales que tenemos de sol y humedad que tanto afectan a este material" explicó el consejero.

Por su parte, el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Francisco Giménez, destacó la estrecha colaboración con los ayuntamientos para ayudar a estos a recuperar la historia de su municipio y por extensión la de la Región.

La restauración de un total de 40 documentos, realizada entre los meses de enero y marzo, ha supuesto un coste total de 75.000 euros. Las fechas de estos documentos datan de un ancho cronológico entre 1257 (un privilegio de Alfonso X a la ciudad de Lorca) y 1925 (un plano del término municipal de Calasparra).

La selección de documentos a restaurar se ha llevado a cabo en estrecha colaboración con los municipios, ya que han sido ellos quienes han propuesto los documentos susceptibles de tratamiento en función de su importancia histórica y grado de deterioro.

En esta primera fase se ha optado por escoger piezas individuales, no libros y encuadernaciones de elevado número de folios que exigen un proceso más largo en el tiempo.