6 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

Desarrollo Sostenible repartirá 1.000 árboles de especies autóctonas para celebrar el Día del Árbol

MURCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Desarrollo Sostenible y Ordenación del Territorio repartirá mil árboles de especies representativas de la Región para conmemorar el Día del Árbol, y realizará una serie de talleres divulgativos para toda la población en Murcia y Cehegín el próximo jueves para concienciar de la necesidad de preservar el medio natural.

Según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado, el fin de esta celebración es "mostrar la importancia de las áreas forestales de la Región de Murcia, así como dar a conocer el gran papel que juegan los árboles para el medio ambiente, en las ciudades, y en la lucha contra el cambio climático".

Para favorecer la mayor participación de los ciudadanos en los distintos talleres y actividades programadas, la Consejería anunció que la celebración del Día del Árbol tendrá lugar en la plaza de Santo Domingo de Murcia y en la plaza de la Alpargata de Cehegín, aprovechando los días de fiesta de ambos municipios.

En ambas plazas, y a partir de las 11.00 horas, la Oficina de Desarrollo Sostenible de la Consejería instalará una mesa informativa sobre el 'Día del Árbol', desarrollará diversos talleres y juegos para los más pequeños y distribuirá 1.000 árboles representativos de la Región.

Entre los talleres de educación ambiental se encontrará el titulado 'Reutiliza y decora', donde se invitará a los participantes a elaborar su propio recuerdo del Día del Árbol, y desarrollará el 'Taller de aromáticas', para descubrir algunos secretos y propiedades de la flora, o escribir el 'A-B-C-Diario del Día del Árbol'.

Para los niños participantes, la Consejería desarrollará juegos a través de los cuales se transmitirá el mensaje de conservación y respeto al medio ambiente.

En este sentido, el Ejecutivo recordó que el 'Día del Árbol' es "una jornada festiva y reivindicativa que se celebra en muchos países desde que lo instituyó Suecia por primera vez en 1840", cuando en este país "ya se había tomado conciencia de la importancia que tienen los recursos forestales y del cuidado que se debía brindar a los árboles".