21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    Ecologistas advierte que la situación del Mar Menor podría trasladarse en unos años al Mediterráneo

    Valora positivamente el diagnóstico que ofrece el proyecto de Vertido Cero, pero considera que medidas a tomar "son débiles y temerarias"

    Ecologistas advierte que la situación del Mar Menor podría trasladarse en unos años al Mediterráneo
    PECES MUERTOS EN LA ORILLA DEL MAR MENORECOLOGISTAS

    MURCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La organización Ecologistas en Acción valora positivamente el diagnóstico que recoge la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de 'Análisis de soluciones para el objetivo de vertido cero al Mar Menor proveniente del Campo de Cartagena', que subraya que el origen agrario de los nutrientes es la causa de la crisis eutrófica de la laguna, "frente a lo que ya no caben más actitudes negacionistas".

    El estudio constata, asimismo, "el generalizado incumplimiento en la gestión del agua", competencia de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), así como en el control de las actividades agrarias, competencia de la Comunidad Autónoma.

    Sin embargo, tal como ha señalado la coordinadora del área de Aguas de Ecologistas en Acción, Julia Martínez, las medidas de cambio de modelo productivo del proyecto Vertido Cero son "escasas y débiles", limitándose al control y seguimiento "pero sin implantar límites legales más restrictivas a escala de parcela agraria o explotación ganadera". Por lo que opinan que, de no hacer cambios reales, la situación del Mar Menor se podría trasladar en unos años al Mediterráneo.

    En definitiva, Ecologistas considera que el proyecto es "convencional y está anclado en el pasado" en sus principales actuaciones, que giran en torno a nuevas obras hidráulicas "que ignoran la importancia de mantener y recuperar la funcionalidad de la dinámica hidrológica natural".

    A juicio de la organización, "es un proyecto temerario en las medidas que pretende ejecutar, por la magnitud de las incertidumbres que rodean a tales medidas y que afectan a su eficacia, a la viabilidad de su funcionamiento, dados los elevados costes de explotación y mantenimiento y ala gravedad de los daños ambientales que potencialmente podrían generar".

    Ecologistas señala que la clave está en la reducción de superficie de regadío, de la franja más cercana al Mar Menor y especialmente la intensiva, medidas más ambiciosas para impedir la contaminación y mayor prevención en origen.