22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 18 de octubre de 2019

    Entra en funcionamiento la próxima semana nueva aplicación móvil Whoosh! que permitirá pagar cuando se retire el coche

    La primera jornada de la nueva gestión de la ORA se desarrolla con normalidad y sin ninguna incidencia

    MURCIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La nueva aplicación móvil de la ORA, denominada Whoosh! y que permitirá que los conductores paguen cuando retiren el coche, se pondrá en marcha la próxima semana, según ha anunciado este viernes en rueda de prensa la concejal de Movilidad Sostenible y Juventud del Ayuntamiento de Murcia, Rebeca Pérez.

    Con esta nueva aplicación, de ámbito internacional y de uso sencillo, los usuarios abonarán exactamente el tiempo que hayan estacionado y no por tramos horarios como anteriormente.

    Así, el usuario, tras descargar la aplicación (disponible tanto para los móviles Android como en IoS), puede registrar distintos vehículos.

    La geolocalización permite señalar exactamente el lugar de estacionamiento, sin necesidad de introducir ningún código. Asimismo, se puede activar una alerta para que avise al usuario diez minutos antes de finalizar el tique.

    Tras aparcar el vehículo, se inicia Whoosh! desde la aplicación para móviles e Internet. Posteriormente, se puede ir ampliando el tiempo de estacionamiento si es necesario y, finalmente se procede al pago.

    Esta aplicación funciona en países como Francia, Inglaterra, Escocia, Alemania, Italia o Grecia y en ciudades como París, Atenas, Bruselas o Londres, entre otras.

    Por otro lado, ha dado cuenta que la primera jornada de la nueva gestión del servicio de estacionamiento regulado en la vía pública se ha desarrollado con normalidad y sin ninguna incidencia.

    Las aplicaciones informáticas y el software que ha puesto en marcha el Ayuntamiento funcionaron correctamente emitiendo los ticket y denuncias correspondientes.

    Así, durante el día de ayer se pagaron 921.672 minutos en un total de 11.262 ticket. El número de denuncias ascendió a 309.