17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 14 de enero de 2009

    Estatuto C-LM.-Gobierno murciano emplaza a De la Vega a que aclare la postura de Zapatero sobre caducidad del Tajo-Segura

    MURCIA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La portavoz del Ejecutivo murciano, María Pedro Reverte, emplazó hoy a la vicepresidenta del Gobierno central, María Teresa Fernández De la Vega, a que "aclare la postura del presidente José Luis Rodríguez Zapatero sobre la caducidad del Tajo-Segura" que contempla la actual redacción del Estatuto de Castilla-La Mancha, que se está tramitando en el Congreso.

    Así, opinó que "mientras Zapatero se lo piensa, la vicepresidenta De la Vega, que es además diputada socialista por Valencia, tiene el próximo viernes una magnífica ocasión para aclarar públicamente en la rueda de prensa del Consejo de Ministros si el Gobierno de todos los españoles está o no en contra de la caducidad del Tajo-Segura en 2015".

    Reverte, quien hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa que ofreció para informar sobre la certificación de Calidad ISO 9001 obtenida por la Imprenta Regional, subrayó que la capacidad de decisión sobre el Tajo-Segura "no es algo que corresponda a una Comunidad concreta --en referencia a Castilla-La Mancha-- sino al Estado, como está expresamente recogido en la Constitución".

    Al hilo, la portavoz del Ejecutivo murciano puso de manifiesto que Zapatero "es el presidente de todos los españoles y tiene la responsabilidad de resolver el problema que él mismo provocó con la derogación del trasvase del Ebro y la apertura del melón de los estatutos de autonomía". Por ello, insistió que Castilla-La Mancha "no puede imponer su criterio sobre un bien que pertenece a todos los españoles".

    Igualmente, recordó que los presidentes de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, "cerraron filas" el pasado lunes en defensa de la continuidad del acueducto Tajo-Segura, durante la reunión que mantuvieron en la sede del Gobierno de Murcia.

    Ambos presidentes exhibieron una posición "firme, sólida y sin fisuras" en contra de la caducidad del Tajo-Segura, y lamentó que la postura del presidente Rodríguez Zapatero sobre el Tajo-Segura "no sea igual de transparente", por lo que reiteró la exigencia de que se pronuncie con "claridad" sobre el futuro del Tajo-Segura.

    CADUCIDAD EN 2015: PROPUESTA DEL PSOE.

    Por su parte, el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, durante una visita al municipio murciano de Moratalla, resaltó que la caducidad en 2015 "es una propuesta del Partido Socialista para poner fin al trasvase Tajo-Segura".

    "Esto es una consecuencia de la actitud de los socialistas, que votaron a favor de la derogación del Ebro en 2004 para, un año después, apoyar la disposición transitoria primera que modificó el Plan Hidrológico Nacional y que recoge la reducción progresiva de los caudales del Tajo al Segura", relató.

    Cerdá, quien recordó que el secretario general de los socialistas de Murcia, Pedro Saura, votó en ambos casos en contra de los intereses de la Región, afirmó que el Gobierno socialista "tiene ahora la oportunidad de poner orden en todo este caos que durante los últimos cinco años ha creado en materia hidráulica en España limpiando de inconstitucionalidades el Estatuto de Castilla-La Mancha".

    "El agua es un recurso público generador de riqueza que hay que llevar desde donde sobra hacia donde falta y esto es lo que parece que el Partido Socialista no quiere hacer", concluyó.