20 de febrero de 2019
31 de mayo de 2018

Fiscal pide 15 años de prisión para el acusado de propinar un golpe a un hombre, que falleció, y al que no asistió

El acusado se halla en situación de prisión provisional por estos hechos desde noviembre de 2015

MURCIA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La sección 2 de la Audiencia Provincial de Murcia acoge desde este viernes, 1 de junio, el juicio contra el acusado de propinar un golpe a un hombre de 72 años, que perdió el conocimiento y falleció después, sin recibir asistencia médica, para el que el fiscal pide 15 años de prisión por homicidio.

Será la primera sesión del procedimiento, que comenzará a las 10.00 horas con la selección de los miembros del jurado. Concluida la selección, en su caso, dará comienzo la vista pública. Hay previstas sesiones los días 4, 5, 8, 11, 12, 15 y 18 de junio.

Los hechos tuvieron lugar en noviembre de 2015 cuando el acusado, de 42 años, con antecedentes penales cancelados, acudió a su domicilio, en el municipio de Jumilla, acompañado de la víctima, de 72 años, a fin de que el acusado le devolviera la maquinaria que le había prestado anteriormente.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, durante el camino mantuvieron una discusión acerca de la devolución de la maquinaria, que continuó al llegar al domicilio del acusado. Una vez allí, la discusión derivó en un enfrentamiento físico en el que el acusado propinó un golpe a la víctima, que cayó al suelo, golpeándose en la cabeza y perdiendo el conocimiento.

El acusado lo dejó allí, sin prestarle asistencia ni atención, abandonando el lugar. Según el mismo escrito, a consecuencia de los golpes y por no recibir la asistencia médica, la víctima falleció en el lugar donde fue dejado.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio, por lo que solicita para el acusado, que se halla en situación de prisión provisional por estos hechos desde el 22 de noviembre de 2015, 15 años de prisión.

También la prohibición de comunicarse con las dos hijas del fallecido en una distancia no inferior a 800 metros por un periodo que exceda en diez años la pena de prisión que le fuera impuesta. Así como indemnizar a cada una de las hijas en 37.000 euros.